No habrá luna de miel

Mañana Trump será el nuevo presidente de los Estados Unidos, el país que sigue siendo el más poderoso del mundo. Un presidente puede hacer lo que se le antoje, no importa que sea algo estúpido, al menos que alguien con poder lo pueda bloquear. Solo el Congreso de la nación norteamericana tiene el poder para obstaculizar las acciones de Trump. Debido a que los Republicanos tienen la mayoría en las dos cámaras será más difícil que haya oposición a sus decisiones, cuando menos no antes de que cause daños irreparables.

2-90

Al iniciar su gobierno, los presidentes gozan de un período de “luna de miel” durante el cual se promueve la unión y se les da la oportunidad de que desarrollen sus políticas. La luna de miel eventualmente se acaba y empiezan los pleitos y conflictos.

Antes de pisar por primera vez la Oficina Oval de la Casa Blanca, Trump ya logró destruir su luna de miel. Ya se enemistó con todos los que es posible enemistarse dentro y fuera de su país. Trump asumirá el poder con los porcentajes de aprobación más bajos en la historia para un nuevo presidente de los Estados Unidos. No habrá luna de miel.

Trump es un enfermo mental, narcisista y megalómano incapaz de tolerar ni la más mínima crítica. Ya sabemos que catalogó a la famosa actriz Merryl Streep como “sobrevalorada” porque lo criticó durante la ceremonia de los Golden Globes sin ni siquiera mencionar su nombre. En el año 2015 Trump todavía decía que Streep era una de las artistas que más admiraba. Trump será tu amigo hasta el día que lo critiques.

El congresista John Lewis es un ícono de la lucha por las libertades civiles y una persona muy respetada y admirada. La semana pasada Lewis declaró que no considera a Trump como un presidente legítimo debido a la influencia de Rusia en la elección. Por más imprudente que sea lo que dijo Lewis, cualquier presidente normal que entiende su posición de poder lo hubiera ignorado. Pero Trump es todo menos normal. A través de Twitter pidió a Lewis que en vez de oponérsele se dedique a ayudar a sus constituyentes en su distrito que está “infestado de crimen” (falso). Con un solo tweet, Trump ensanchó la brecha que tiene con las minorías del país.

En una entrevista con la prensa europea, Trump declaró que la OTAN es una organización obsoleta y predijo que más países se saldrán de la Unión Europea. Todas las personas razonables entienden que la OTAN y la UE son organizaciones que han ayudado a mantener la paz en Europa después de la Segunda Guerra Mundial y fortalecido la alianza con los Estados Unidos. Para el ignorante Trump, la Unión Europea es solo un “vehículo para avanzar los intereses de Alemania”.

Según Trump, sus enemigos son la prensa, México, China, Japón, la OTAN, Alemania, los demócratas, los republicanos que lo critican, y muchos más que seguramente surgirán.

Hay que abrocharnos los cinturones para no caernos de la montaña rusa que será la presidencia de Trump.

El conflicto con Trump

Acabo de terminar de ver en la televisión el espectáculo surreal de la primera conferencia de prensa del Presidente Electo de los Estados Unidos, Donald J. Trump, después de ganar las elecciones del 8 de noviembre pasado.

bully

No recuerdo en mi vida que el nombre de nuestro país sea mencionado con tanta frecuencia por un inminente presidente de los Estados Unidos. Trump agrupó a México con China y Japón como los países que más han tomado ventaja de los norteamericanos. Mencionó de nuevo que los gobiernos anteriores fueron muy débiles porque no supieron negociar acuerdos más favorables para Estados Unidos.

Acusó a la prensa de ser deshonesta al publicar, cuando se supo que solicitó al congreso fondos para empezar su construcción, que el muro fronterizo no lo iba a pagar México. Explicó que pidió los recursos solo para acelerar el proceso de construcción. Quiere que el proyecto empiece lo más pronto posible después de su toma de posesión y la negociación con México solo causaría demoras. “Les aseguro que México nos va a reembolsar por el costo del muro”, enfatizó. Dijo que no sabe si sería con un pago, aunque dudaba que fuera así, o a través de impuestos y tarifas. “Pero que no haya duda. México pagará por el muro. Durante mi campaña, cuando le preguntaba a las decenas de miles de mis seguidores que asistían a mis eventos: ¿Quién va a pagar por el muro? Todos contestaban: ¡México!”. Eso es lo que va a suceder”.

Después, en un extraño paréntesis, dijo que los mexicanos son muy buenos, que nos quiere mucho, que no siente nada en contra de nosotros ni de nuestros gobernantes. Al contrario, dijo que nos admiraba por haber negociado acuerdos que nos favorecen tanto a nosotros y que los perjudican mucho a ellos. “Pero esto ya no va pasar”.

El flamante nuevo secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, quien al tomar posesión de su nuevo puesto lo primero que dijo es que no sabe nada de relaciones diplomáticas, será el encargado de las negociaciones con el gobierno de Trump. El día 9 de enero, Videgaray declaró que la relación con los Estados Unidos “no será ni de conflicto ni de sumisión”.

Desafortunadamente Trump en un bully autoritario que solo opera a base de crear conflictos y caos. Le gusta aplastar y humillar a sus adversarios. Observen que aunque amolar a México es uno de sus proyectos predilectos, Trump ya inició pleitos con todas las organizaciones dentro de su propio país que se atreven a criticarlo: los demócratas, la prensa, Hollywood, los miembros de su propio partido que se oponen a sus políticas, y, asombrosamente, con los servicios de inteligencia de su propio país (CIA, FBI, NSA). Su estrategia es dividir, destruir, recoger las migajas de las ruinas y adjudicarse los triunfos.

Quiero soñar que este conflicto con los Estados Unidos sirva para unir a los mexicanos y que nuestro gobierno aproveche esta única oportunidad para corregir el rumbo del país. Ante una agresión de Trump, tenemos que unirnos.

¿A quién le creo?

Mi amigo el sabio me preguntó: “¿Entonces qué noticias debo creer? ¿Para qué sirven entonces las fuentes de información?”. Este intercambio surgió cuando hablábamos del bombardeo incesante de noticias patentemente falsas que sufrimos en esta era de la posverdad, sobre todo la información que proviene de los políticos.

captura-de-pantalla-2015-10-17-a-las-19-38-57

La mayoría de los jóvenes no leen los periódicos ni ven las noticias en la televisión. La fuente común de información son las redes sociales como Facebook y Twitter. Estas tecnologías se inventaron para que hubiera comunicación entre grupos de amigos, no para difundir noticias. En su afán de captar la atención constante de audiencias cada vez más grandes, las redes sociales se convirtieron en muy poco tiempo en medios de difusión de información que no se verifica. Una sola persona puede causar un escándalo mundial con una noticia falsa.

El Economista realizó una encuesta que muestra cómo los americanos “creen cosas tontas, absurdas, destructivas y demostrablemente falsas”. A los encuestados se les preguntó si eran falsas o verdaderas ciertas declaraciones como: “Los correos electrónicos de la campaña de Hillary Clinton contienen palabras en código relacionadas con la pedofilia, el tráfico de personas y rituales de abuso satánico”. El 46% de los republicanos y el 17% de los demócratas creen que es probablemente cierto. Esto indica que todos creemos lo que concuerda con nuestra ideología.

Creo que este fenómeno de no saber qué creer no es tan grave en México porque en nuestro país simplemente creemos casi nada de lo que dice el gobierno.

El Secretario de Hacienda José Antonio Meade declaró que el aumento del precio de las gasolinas no tendrá un efecto inflacionario. ¿Habrá alguien que crea esto? ¿Qué no es obvio que el precio de la gasolina afecta todo lo que se transporta y por lo tanto subirán los precios de los productos que consumimos y de los autobuses y taxis?

El presidente del PRI dijo ayer que la liberación del precio de las gasolinas es algo bueno para los mexicanos porque se eliminó el subsidio que hacía que estos fueran artificialmente bajos. Ese subsidio, dijo el dirigente del PRI, lo pagábamos nosotros con nuestros impuestos. Si ya no se va a subsidiar el precio, ¿se van a reducir los impuestos? Si no nos van a devolver el dinero del subsidio, ¿cómo puede ser este aumento algo bueno para los mexicanos? ¿Hay alguien que crea que el aumento es bueno para todos los mexicanos?

En julio del año pasado, el Presidente Enrique Peña Nieto declaró: “a nivel nacional ha habido importantes reducciones en el número de homicidios dolosos, secuestros y extorsiones”. Si de acuerdo con las cifras del INEGI en los años 2014-2015 hubo más de 20,000 homicidios en México y en el 2016 la cifra oficial será casi igual, ¿habrá alguien que crea que han habido importantes reducciones en el número de homicidios dolosos

La triste realidad es que es difícil saber a quién creerle. Pero en México no tanto. Hay que creer lo contrario de lo que diga el gobierno.

Cambio a través de las redes sociales

Hay mucha indignación con lo que está sucediendo en nuestro país con la violencia, la corrupción, la desconfianza en el gobierno, la devaluación del peso, el aumento del precio de las gasolinas, y el clima de incertidumbre. Esta realidad que todos vivimos contrasta con las recientes declaraciones de Enrique Peña Nieto que afirman que nuestro país “está en buen camino y más unido que nunca”. Quizás sea cierto que los mexicanos estamos más unidos que nunca, pero en contra de la política del gobierno. Unidos en desaprobar el desempeño de Peña Nieto.

2017

En las redes sociales todos recibimos mensajes en los cuales se nos dice que nuestra vida cambiará positivamente si los reenviamos a nuestros amigos. “Envíale este mensaje a cuando menos 20 de tus amigos y recibirás una bendición”. No entiendo cómo inició esta costumbre ni por qué continúa, puesto que en el fondo todos sabemos que nada sucederá.

De la misma manera recibimos mensajes tratando de movilizar a los mexicanos reenviando mensajes en las redes sociales exigiendo que se enmiende la Constitución para evitar los abusos de nuestros gobernantes. “Podemos influir al gobierno difundiendo este mensaje exigiendo que los diputados dejen de votar por sus propios aumentos de salario”, es una de las muchas peticiones. Estoy de acuerdo con todas las exigencias como la anterior, pero creo que reenviar el mensaje no ayuda mucho. No es una acción que cause cambio.

Reenviar mensajes no crea una organización. Cuando un mensaje se propaga viralmente solo significa que lo leyó mucha gente. Los que lo leyeron no tienen forma de comunicarse con los demás porque solo conocen de quien lo recibieron y a quien se lo reenviaron. La acción de reenviar un mensaje quizás sirva para concientizar, pero no es eficiente para presionar a que haya cambios.

El festejo viral de Rubí es un ejemplo de cómo las redes pueden provocar acciones reales. Los padres de Rubí no pidieron que se reenviara el mensaje para celebrar los 15 años de su hija. Lo que hicieron es convocar a una fiesta a la cual finalmente atrajeron a millares de personas. En Estados Unidos, en reacción a la toma de posesión del misógino Donald Trump, el día siguiente habrá marchas en varias ciudades del país en apoyo a las causas de interés para las mujeres. Las marchas sí son efectivas para provocar cambios. La convocatoria se hizo a través de las redes sociales que invitan a participar en manifestaciones, no ha reenviar un mensaje invisible de indignación.

Otra manera de usar las redes sociales es para que los líderes puedan crear una organización. Por ejemplo, a través de una página de Facebook o un sitio de Internet en el cual los seguidores puedan inscribirse. De esta manera sí se sabe quienes son los participantes y se puede establecer una comunicación constante y directa con y entre ellos para concientizar y para apoyar acciones concretas.

¡Les deseo a todos mis lectores que el año 2017 traiga cambios a sus vidas que los acerquen a la meta más valiosa: la felicidad!

La Resistencia a Uber

Fue muy desatinada la decisión del gobierno de Tijuana de anunciar que prohibiría el servicio de Uber en nuestra ciudad hasta que se “regularice”. Además de luchar contra lo inevitable, nuestros gobernantes locales dieron la impresión de que consideran que este asunto es más urgente que los problemas verdaderamente serios que enfrenta la ciudad, como lo son la creciente inseguridad, el sistema de alumbrado y el infernal tráfico vehicular.

Navidad2015

Tijuana no es la única ciudad que ha intentado obstaculizar el servicio de Uber. El enorme capital que ha acumulado la empresa se ha utilizado en gran parte para resolver los pleitos legales en las ciudades donde opera. Uno de los casos más notables fue en Las Vegas, en donde las compañías de taxis son políticamente muy poderosas. Tardaron meses las negociaciones para que Las Vegas y Uber llegaran a un acuerdo. Hoy muchos hoteles de la ciudad cuentan con espacios para recoger y entregar pasajeros dedicados a vehículos de Uber y Lyft. La estrategia de Uber es negociar con las ciudades para poder ofrecer su servicio legalmente.

Uber tiene presencia en 563 ciudades de 81 países. La empresa californiana ha recaudado $15 mil MDD de inversionistas de todo el mundo (casi 7 veces el presupuesto anual del Estado de Baja California). Los inversionistas le apuestan a un modelo de negocios disruptivo por excelencia que pone de cabeza a los sistemas de taxis y vehículos de renta que hemos usado por casi cien años.

El consumidor que desea transportarse de un lugar a otro, quiere un servicio confiable, con vehículos semi-nuevos, limpios, con aire acondicionado, a un precio predecible y razonable, y con choferes presentables. No es necesario saber exactamente en cuántos minutos lo van a recoger, que le ofrezcan una botella de agua y que le pregunten que estación de radio quiere escuchar, pero son detalles que se aprecian.

Para comprender el efecto de Uber sobre las compañías de taxis y de autos de renta, podemos usar como analogía lo que sucedió con las compañías disqueras que dominaban el mundo de la música controlando a los artistas y a los sistemas de distribución. Cuando Apple legitimó el sistema de distribución de música a través del Internet, las disqueras protestaron vehementemente acusando a la empresa de “competencia desleal”. Los servicios que Apple, Pandora, Spotify y Amazon hoy ofrecen son algo que las disqueras ignoraron por aferrarse al pasado, esto es, canciones una por una, a un precio razonable, que el consumidor puede oír en cualquier lugar donde esté. Hubo muchas demandas que los tribunales resolvieron a favor de la música en línea. Como consecuencia las ventas de las compañías disqueras han disminuido por más de diez años consecutivos.

El efecto disruptivo de Uber apenas está empezando. Ya hay automóviles autónomos en dos ciudades americanas en donde todavía hay una persona en el volante que no maneja; solo está ahí en caso de situaciones imprevistas. Dentro de unos años es posible que desaparezcan los choferes de muchos de los vehículos de transporte. Les deseo una Feliz Navidad a mis lectores.