El Internet para Principiantes. Cuarta Parte.

En las partes anteriores de esta serie describí cómo los cimientos del Internet se crearon desde hace más de 40 años y cómo desde ese entonces el progreso se debe a avances en el desarrollo de varias tecnologías. Quienes no leyeron las columnas previas y creen que lo necesiten pueden consultar la edición en línea de El Mexicano o el blog que se menciona al final de este artículo.

La tercera tecnología que también ha progresado exponencialmente durante los últimos 30 años y que contribuye enormemente a lo que ahora es el Internet son las pantallas de las computadoras. Recuerden que cuando nació el Internet no había pantallas a colores como las de hoy capaces de mostrar fotos y películas. Tampoco había computadoras personales. Solo había terminales conectadas a computadoras centrales las cuales la gran mayoría únicamente podían mostrar caracteres aislados.

En 1981, cuando yo trabajaba en los Laboratorios Bell, tuve la suerte de utilizar una de las primeras computadoras del mundo con pantalla que podía mostrar imágenes y gráficas en blanco y negro (la primera con fondo blanco y letras negras como lo fueron después las Macintosh de Apple). Esta famosa computadora se llamó Xerox Star y también fue la primera del mundo en integrar el concepto de ventanas (de ahí vino el nombre muchos años después de Microsoft Windows), íconos, carpetas y también el primer ratón. Todos estos artefactos están unidos por un diseño original de interfaz humana que se sigue usando en el presente, el cual nos permite manipular información en la pantalla con mucha facilidad. La Xerox Star era enormemente costosa, no era para uso doméstico. Sin embargo esta computadora fue el modelo para la creación de todas las computadoras que usamos hoy en día.

También en 1981 aparecieron las primeras computadoras personales. Aunque hubo otras antes, solo cuando IBM introdujo su producto verdaderamente empezó el crecimiento explosivo de las computadoras domésticas. Las primeras tenían pantallas en blanco y negro (más bien unos tonos verdosos). El mercado creció y las pantallas fueron haciéndose cada vez más rápidas, más grandes y más capaces de mostrar información gráfica. Todo esto permitió la creación de Windows y otros productos competidores. Por cierto, esta tecnología de pantallas es la misma que se utiliza en las televisiones modernas.

Sin embargo, la información proveniente del Internet seguía siendo muy sencilla y sin gráficas debido a la baja velocidad de las líneas de comunicación. No era práctico enviar información gráfica porque tardaba mucho en bajarse de la red. Aunque hubo muchos avances en el diseño de pantallas y las máquinas eran cada día más rápidas, toda la información gráfica tenía que estar localizada dentro de las máquinas. Esta fue la época en que se pusieron de moda los CD-ROMs para distribuir imágenes.

Debido a la la lentitud de las líneas de comunicación, los ingenieros empezaron a idear nuevos métodos para transmitir información compactándola lo más posible para que nos llegue más rápido. Hubo avances simultáneos en la compresión de información y el incremento de la velocidad de las líneas de comunicación que finalmente culminaron en lo que ahora nos parece normal: no hay nada en todo el planeta, ya sea imágenes, películas, mapas, etc., que no podamos mostrar en nuestra computadora con increíble facilidad y rapidez.

Una parte importante de estos avances fue la creación de estándares para manipular la información para que ésta aparezca en forma consistente en cualquier computadora o teléfono, sin que importe cual sea la tecnología que utilicen. De esta estrategia nacieron los llamados Navegadores, tales como Internet Explorer, Safari y Firefox, los más populares en este momento. Los navegadores son la ventana más útil que nos permite ver la información que reside en el Internet. Pero no hay que perder de vista que el Internet es una plataforma que se puede usar de muchas maneras. Por ejemplo, hay juegos interactivos en los cuales yo puedo participar con otras personas en otras partes del mundo los cuales se conectan directamente al Internet sin necesidad de un navegador. La velocidad del Internet es ya tan rápida que puede utilizarse para establecer conexiones telefónicas. Como cualquier otro mensaje, la voz humana se convierte en paquetes digitales individuales que recorren el Internet y se vuelven a ensamblar para convertirse en la voz que escuchamos. Así es como funcionan los servicios de telefonía de Vonage y Skype.

La semana que entra voy a describir como funciona la tecnología que verdaderamente transformó el Internet: los motores de búsqueda, que es lo que perfeccionó Google, hoy en día la compañía más influyente del mundo.

3 Respuestas a “El Internet para Principiantes. Cuarta Parte.

  1. Muy bien Pedro Ivan, toda esta historia , muy pocos la sabemos. Con tu informacion,cuantas cosas estamos aprendiendo. Gracias y continua,Saludos Angel

  2. Muy interesante todo lo que estás publicando. Aunque hay cosas
    que no logro comprender muy bien, tus cavilaciones de hoy las vi con mayor claridad y me gustaron mucho. Algo estoy aprendiendo, aunque sea con pasos lentos. Felicitaciones.

  3. Muy interesante lo felicito,lei su primer articulo en el Mexicano, d0onde yo escribo hace muchos anos, soy Columnista, Juan Luis Curiel , porfavor cuenteme entre sus asiduos lectores ,gracias por esta magnifica instruccion .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *