El Costo Humano de la Tecnología

El mes pasado en el periódico New York Times se publicaron dos artículos que describen detalladamente las condiciones de trabajo en las fábricas en China en donde se producen los productos de Apple. Más de 700,000 empleados manufacturan los iPhones y iPads para satisfacer el apetito insaciable y voraz de los consumidores acostumbrados a tener un nuevo producto cada año.

Según los artículos, estos empleados trabajan como esclavos en turnos prolongados de más de 12 horas, seis días por semana. Al final del turno, algunos caminan con dificultad debido a que sufren de piernas hinchadas por estar parados por muchas horas. Algunos trabajadores son menores de edad. La fabricación de las cubiertas de aluminio de los productos de Apple, las cuales muchos admiramos como un ejemplo de elegancia de diseño, es un proceso muy peligroso. Los empleados trabajan virtualmente dentro de una nube explosiva de polvo del metal. Una explosión el año pasado en Foxconn, la compañía fabricadora más grande de todas, hirió a 77 trabajadores y le costó la vida a 4.

En una sola de las fábricas de Foxconn trabajan 230,000 empleados que vienen de todas partes de China. La cuarta parte de ellos viven en dormitorios enormes dentro de la compañía. Se menciona un caso particular en el cual Steve Jobs exigió un cambio a última hora cuando se introdujo el iPhone el cual requirió que los capataces despertaran a 8,000 trabajadores a las doce de la noche para que empezaran a efectuar el cambio requerido al producto (reemplazar pantallas de plástico con pantallas de cristal).

El Presidente Obama asistió en febrero del año pasado a un evento en el Valle de Silicón con los empresarios más importantes de la industria tecnológica al cual también asistió Steve Jobs. Obama le preguntó a Jobs qué se podría hacer para que esos 700,000 empleos regresen a Estados Unidos. La respuesta de Jobs fue fulminante: “Esos trabajos nunca van a regresar”.

Los empleados de Foxconn en China ganan $17 diarios. Pero supuestamente los sueldos bajos no son el motivo más importante por el cual China es la fábrica del mundo. El motivo principal es la disponibilidad inmediata de gente capacitada a todos niveles. Para manejar la fábrica de iPhones se necesitó contratar casi 9,000 ingenieros industriales, los cuales Foxconn encontró y contrató en dos semanas. Foxconn en China tiene la capacidad de contratar de un día para otro a miles de trabajadores dispuestos a vivir en atestados dormitorios. Dentro de Estados Unidos no existe la capacidad de realizar este esfuerzo.

Para poder competir con Apple, las empresas de productos electrónicos de todo el mundo se ven obligadas a usar el mismo modelo económico basado en fabricar en China o en otros países de Asia.

Desgraciadamente México tampoco puede competir con China. Aunque Foxconn tiene una fábrica en San Jerónimo, Chihuahua, y dos en Ciudad Juárez en donde se fabrican televisiones, computadoras y teléfonos, la industria maquiladora de México ya tuvo su auge y difícilmente podremos competir en el futuro con Asia. Primeramente nuestro sistema educativo no favorece la creación de gente capacitada para competir a nivel mundial. El sistema está atorado desde arriba y no existe el valor político de afrontar el problema. Segundo, China cuenta también con los proveedores de la mayoría de las partes para fabricar dispositivos electrónicos. México no tiene a estos proveedores. Finalmente, el gobierno chino invierte directamente en la creación de empresas y facilita su formación. La inversión del gobierno de México en el área de tecnología es de las más bajas entre los países pertenecientes a la OCDE.

Aún con las limitaciones del sistema educativo, México, siendo la potencia número catorce del mundo en cuanto a producto interno bruto, tiene la oportunidad de aprovechar la infraestructura física y humana que se creo con las maquiladoras para beneficio de su mercado interno. Creo que puede emplearse una estrategia diferente a la de atraer compañías extranjeras a que fabriquen en México puesto que esto no va a generar empleos bien pagados.

Esta comprobado que en los últimos 20 años el progreso de los países está directamente relacionado con la inversión en el área de tecnología. Debemos impulsar el desarrollo de productos tecnológicos mexicanos para consumo interno exigiendo a nuestro gobierno que aumente su inversión.

2 Respuestas a “El Costo Humano de la Tecnología

  1. Existen otras plantas maquiladoras de origen chino establecidas en México, tal es el caso de Solectronic, fabricante de consolas de juego.El director dela misma nos ha comentado lo sorprendente que le ha resultado el comportamiento alegre de los mexicanos incluso en medio de la pasada crisis y despidos masivos.
    La cuestión sería si queremos ser como chinos o si esperaríamos luchar por que los chinos obtuvieran un mejor trato.
    El director de esta empresa en México , nos comenta que constantemente hay renuncias masivas de obreros chinos y que a las afueras de la ciudad hay cientos de miles de asiáticos esperando su oportunidad.
    El problema no es simple, desde las leyes de trabajo, hasta la sobrpoblación, desde la ambición por gadgets, hasta la ambición de empresarios de obtener ganancias incomprensibles.
    Los chinos pagan ahora el precio de salir de la pobreza total, quizás próximas generaciones vivan mejor
    Buenos articulos, interesantes. Gracias

  2. La de arriba es Sirena descalzada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *