La Futura Promesa de las Células Madre

Michael J. Fox, el famoso actor de Hollywood que creció en las pantallas de la televisión en el programa Family Ties y quien posteriormente se hiciera internacionalmente famoso con la serie de películas Volver al Futuro, sostuvo el mes pasado una entrevista en un programa noticioso de la cadena de televisión americana ABC en la cual declaró que ahora cree que el uso de células madre para encontrar una cura para la enfermedad de Parkinson tal vez no tendrá el éxito esperado. Su opinión es la de una persona informada.

A Fox le diagnosticaron que padecía la enfermedad de Parkinson en 1991, a la edad de 30 años, y se retiró del cine en el año 2000 cuando los síntomas de la enfermedad interferían con su trabajo. La actitud de Michael J. Fox frente a su padecimiento fue crear una fundación epónima para encontrar una cura para dicha enfermedad. La fundación Fox es la organización más grande del mundo dedicada a esta causa. Hasta la fecha ha donado más de 300 millones de dólares a proyectos de investigación en universidades, laboratorios y hospitales. El enfoque de las investigaciones no ha sido solo en la aplicación de células madre, sino también en las áreas de genética y nuevas medicinas, las cuales el actor considera que hoy ofrecen mayor promesa.

Mi amigo el sabio me motivo a escribir estas Cavilaciones cuando me platicó que recientemente uno de sus amigos le pidió que convenciera a su Mamá, quien padece de Parkinson, a que no pagara $70,000 dólares por un tratamiento a base de células madre que garantizaba su curación. Este tratamiento se ofrece aquí en nuestra ciudad junto con tratamientos para muchas otras enfermedades. Los países del mundo que anuncian la mayor variedad de terapias con células madre son China, Ucrania, Corea y México.

Las células madre probablemente son la clave del futuro para tratar las enfermedades más desafiantes que padecemos los humanos. Ese futuro todavía no llega para la mayoría de ellas. Lo que si ya llegaron en pleno son los tratamientos apócrifos que se aprovechan de la desesperación de pacientes desahuciados, lo cual no es un fenómeno nuevo exclusivo de las células madre. Es indudable que muchos enfermos en un callejón sin salida pagan por tratamientos que saben que no van a tener efecto. Siempre recuerdo la tragedia de uno de mis grandes maestros del Tec de Monterrey que al no poder tener hijos adoptó con su esposa un niño que a la semana contrajo una enfermedad fatal y cruel que lo mantuvo en vida vegetativa por más de siete años. En una de nuestras pláticas me confesó que hasta a brujos llegaron a consultar. Pero nada puede justificar la explotación de los enfermos.

La promesa de las células madre se basa en que éstas pueden manipularse para que se transformen en diferentes tipos de tejidos que sirven para reparar o reemplazar áreas dañadas del cuerpo humano. Unas de los tipos de células más maleables son las células embrionarias, lo cual es un tema de controversia en Estados Unidos por motivos éticos y religiosos debido a que se obtienen de fetos humanos.

La gama de enfermedades en las cuales los tratamientos con células madre han demostrado ser beneficiosos en ensayos clínicos llevados a cabo de forma responsable es aún muy restringida. Lo que se acepta más ampliamente es el trasplante de células madre de sangre para tratar enfermedades y afecciones sanguíneas y del sistema inmunológico, o para restaurar el sistema sanguíneo después de los tratamientos para ciertos tipos de cáncer. Algunas enfermedades óseas, de la piel y enfermedades o lesiones de la córnea pueden tratarse con injertos de tejido derivado de las células madre de estos órganos.

El Dr. David Scadden, fundador y director del Instituto de Células Madre de la Universidad de Harvard, advierte que las terapias con células madre aplicadas por médicos no competentes pueden ser peligrosas. En un video en el sitio de Internet del Huffington Post, Scadden relata el caso de un niño que se sometió a una terapia con células madre debido a un tumor. En el tratamiento incorrectamente se utilizaron las células de un donador y como consecuencia se generaron otros tumores.

Ciertas enfermedades que algunas clínicas aseveran que pueden tratarse con células madre se consideran incurables por otros medios. Es por eso fácil entender porque alguien pueda sentir que no tiene nada que perder.  Excepto su dinero.

3 Respuestas a “La Futura Promesa de las Células Madre

  1. Muy interesante el articulo Pedro Ivan. Espero que los laboratorios que se encuentran en Tijuana(Hospital Angeles y la UABC, manejen en forma etica,el procedimiento. El Dr. Juan Jose Parcero, es quien ha manejado ya pacientes con Insuficiencia Cardiaca, y presento todas las evidencias de su resultado positivo. Saludos.

  2. Ivan: Las concideraciones eticas, dejan mucho que decear en el mundo “moderno” en que los juicios de verdad estan mas bien pintados de verde (dolares). Si la investigacion sera o no posible pasarla a la parte de la practica dependera de sus resultados despues de la masificacion en el tiempo. Lo vemos tanto en las computadoras incluso como la penicilina de Fleming. Te aseguro que aun en la actualidad muere gente por falta de este medicamento y solo por una simple infeccion bacterial (diarrea en niños malnutridos) aunque nosotros la podemos comprar en cualquier farmacia. Como todo proceso: sera valido cuando y solo cuando, resista los embates del tiempo. Si tu amigo gasta 70,000 dolares y resulta que su fe ademas del medicamento pueden salvar la vida de su familiar eso sera lo que cueste su esperanza. Analiza el caso de Hugo Chavez en Venezuela, que ahora lo consume el cancer de sus huesos y los musculos que se adhieren a sus huesos son cancerigenos. Me pregunto: Concideraria el, darle todo el petroleo de Venezuela a quien le garantice la solucion de su problema? yo creo que si. Javier

  3. Pedro Ivan: Coincido en que la consideraciones éticas dejan mucho que desear pero no creo en modo alguno sean obstaculo para el avance de la ciencia médica en el estudio de las celulas madre en los Estados Unidos y si en cambio, las cuestiones religiosas han afectado considerablemente el flujo de recursos públicos para ello y tal parece algunas religiones olvidan su pasado y el trato absurdo dieron a grandes cientificos y llegar al grado de considerarlos herejes y sancionarlos con la excomunión. De haber coincidido Torquemada en esas épocas que la historia nos recuerda, te aseguro que el ejecutarlos en la hoguera hubiera sido poco. El problema es que aun se ven Torquemadas del presente con posibilidades de presidir a los Estados Unidos muy en breve, y esto pudiera ser catastrofico en ese pais para la continuación con apoyo del gobierno federal del estudio de las celulas madre. El tiempo dirá y espero la cerrazón reaccionaria no vuelva a obstaculizar el avance de la ciencia. Muy buen artículo pero me dejaste en el limbo respecto de si ha habido avances o no en este tema en los paises en que se aplican las terapias con celulas madre. Alejandro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *