La Tecnología nos Acerca

Hola Papá Grande:

Espero que tú y mi abuelita estén bien. Me gustó mucho lo que me platicaste en tu carta que recibí hace una semana. Parece que va muy bien tu último proyecto de poesía. Yo aquí disfrutando las vacaciones de verano. Hemos ido a la playa varias veces y dedico muchas horas a tocar la guitarra y a jugar básquet con mis amigos (no soy muy bueno).

Te mando un abrazo y espero que nos veamos pronto otra vez.

Pedro Iván

Yo vine a Tijuana cuando tenía un año de edad. Mis abuelos paternos siempre vivieron en Progreso, Yucatán. La comunicación con mi abuelo era a través de cartas que tardaban muchos días en llegar por medio del eternamente parsimonioso sistema de correos mexicanos. Recuerdo cómo esperaba con ansiedad las semanas antes que llegara la siguiente misiva porque mi abuelo era un prolífico escritor y sus cartas eran verdaderas epístolas repletas de consejos y observaciones muy interesantes.

Hoy en día mi Papá que tiene más de 90 años se comunica diariamente por correo electrónico con sus nietos que no viven en Tijuana. No solo se escriben notas, sino también se mandan fotos y comparten información con enlaces a sitios de Internet. Gracias a la tecnología mi Papá y sus nietos están muy cerca.

Mucha gente se queja de que la tecnología está despersonalizando a nuestra juventud porque todo el tiempo están usando sus teléfonos. Circulan muchos correos de Internet en donde se muestran imágenes de grupos de personas, la mayoría jóvenes, en diferentes actividades supuestamente sociales en las cuales en vez de estar platicando entre ellos están usando sus teléfonos. Esto, por supuesto, es con el fin de exagerar cómo estamos cambiando vertiginosamente nuestra forma de comunicarnos debido a la tecnología que nos rodea.

Hace unos meses oí la entrevista de una maestra de secundaria en Estados Unidos que relató un método con el cual logró la participación activa en el aula de todos sus alumnos. Generalmente cuando un maestro solicita comentarios de los estudiantes, son unos cuantos lo que lo hacen y siempre son los mismos. El maestro tiene qué hacer un esfuerzo especial para que la mayoría participe. A la maestra se le ocurrió abrir una cuenta de Twitter para su clase y utilizar un proyector para que toda la clase pudiera ver los mensajes en una pantalla. Les informó a sus alumnos que ahora tenían la opción de usar la cuenta para hacer comentarios durante la clase cuando se les pida. La maestra se quedó boquiabierta al ver como se desató un verdadero torrente de comentarios en la clase. Todos los alumnos empezaron a participar activamente. Tal vez esto tenga una connotación negativa debido a que se atenúa la enseñanza de la comunicación verbal la cual se considera una habilidad esencial. Pero si me dieran a escoger yo preferiría que todos participen.

Algunos piensan que solo los ricos tienen acceso a la tecnología y que ésta fomenta mayores niveles de desigualdad en el mundo. Piensan que los lugares pobres del país se irán atrasando aún más. “Olvídense de lo que hayan oído acerca de una brecha digital o de la preocupación de que el mundo se está fragmentando en ‘los que tienen información’ y ‘los que no la tienen’. El hecho es que la tecnología promueve la igualdad y son a menudo los dispositivos relativamente baratos y mundanos los que hacen el mayor bien. Un estudio de 2010 de la ONU, por ejemplo, encontró que los teléfonos celulares son uno de los avances más efectivos en la historia para sacar a la gente de la pobreza”. Esto es lo que escribió el presidente Bill Clinton en la edición de Octubre 1 de 2012 la revista Time en la cual aparece en la portada con el encabezado: “5 Ideas que Están Cambiando al Mundo (para mejorarlo)”.

La realidad es que la tecnología cambia nuestra forma de vivir al mismo tiempo que nos acerca y nos hace iguales. Creo yo que muchos opinan diferente debido a una resistencia temporal y natural al cambio.

Una respuesta a “La Tecnología nos Acerca

  1. Estimado Ivan en realidad no me gusta que ahora pasa un fenomeno medio raro que espero me ayuden a entender tu y tus lectores aunque creo tener una aproximacion al problema, te lo explico:
    Mi hermano vino de Leon, Gto, caminamos por la plaza Rio en Tijuana, pero su telefono sono, no solo una vez sino cientos de veces, asi que mi hermano vivia en su oficina de Leon, con sus companeros cuando se supone que estaba aqui en Tijuana, literalmente se enajenaba su vista cuando yo le veia, pensaba que mi hermano habia venido a verme y platicar conmigo. Pense que era buena idea a que llegara a Leon y le hablaria de esto por telefono claro, puesto cuando se lo comente en persona aqui en Tijuana, se enojo y me miro como quien mira a un tipo raro, y dijo: es que es muy urgente que conteste. Asi pues, le he hablado a mi hermano en los ultimos meses al menos unas tres veces, y entonces paso lo que pense, mi hermano vive en la nube del internet y el telefono y ademas es feliz y ademas platica conmigo de muy buena manera, me da todo el tiempo que yo quiera porque estamos en ese ambiente. Estaba tratando de entender este fenomeno y solo tengo una respuesta. Cuando estamos uno en frente del otro somos cada quien monarcas que exigimos que se nos escuche, pero cuando estamos en el telefono, forzosamente me tengo que callar para que hable mi hermano y asi mismo el lo hace para escucharme, entonces, el telefono no hace respetar la regla mas simple que no sabemos repetar: hablar y despues escuchar al interlocutor. hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *