Cambios Exponenciales

Existe una corriente de pensamiento que dice que los fabricantes de productos electrónicos conscientemente traen al mercado productos que no van a durar mucho para poder vendernos otro supuestamente mejor en unos cuantos meses. Hay algo de verdad en esto pero no es la historia completa. Analicemos esto un poco.

En un extremo podemos pensar en una compañía que diseñe un producto tan bien hecho que dure para siempre. Esta empresa no tendría mucho valor porque solo podría vender una copia a cada cliente y al saturarse el mercado se acabaría la empresa. En el otro podemos pensar en una compañía que crea un producto lleno de defectos que no puede corregir fácilmente. Esta empresa tampoco tendría futuro porque los consumidores se darían cuenta y dejarían de comprar el producto.

La realidad es diferente. Sí es posible fabricar productos muy confiables para consumidores que trabajen por muchos años pero serían demasiado costosos y los avances tecnológicos los harían obsoletos antes que dejen de funcionar. Además, todos los productos están sujetos a un desgaste constante y natural causado por su uso normal y eso significa que tienen un ciclo de vida finito.

La competencia tiene un efecto fuerte en la durabilidad de los productos. Por ejemplo, los autos modernos no necesitan el mantenimiento que requerían hace diez años. Un Volkswagen Jetta nuevo requiere su primer servicio a los 16,000 kilómetros. Cuando compramos un auto queremos uno que sea confiable y que requiera bajo mantenimiento. Los fabricantes compiten y el resultado beneficia a los consumidores. Los autos modernos cada vez tienen más componentes electrónicos, tales como pantallas táctiles, navegadores, redes inalámbricas, además del gran número de sensores que monitorean docenas de funciones. Pero debido a que un auto es la segunda compra más cara que hacemos en nuestra vida a parte de nuestras casas, un consumidor normal no acamparía en la acera de una agencia de autos para comprar uno nuevo modelo porque tiene un conector para un iPhone.

En los productos electrónicos la obsolescencia rápida se debe a los avances exponenciales de la tecnología. Veamos como avanzaron los televisores, cuando menos con respecto al tamaño de las pantallas. En 1940 las televisiones de bulbos y rayos catódicos tenían pantallas diminutas que medían entre 3 y 12 pulgadas. Muchas de ellas usaban lentes de aumento para que la imagen se viera más grande. Pasaron más de sesenta años para que las pantallas de televisión alcanzaran una dimensión de 36 a 40 pulgadas. Algunas de ellas eran tan enormes y pesadas que requerían hasta cuatro personas fuertes para levantarlas.

En 1997 Fujitsu lanzó al mercado la primera televisión con pantalla de plasma que medía 42 pulgadas. La televisión más grande en la actualidad la fabrica Sharp y mide 90 pulgadas. El área de visión aumento 10 veces en 60 años y 6 veces en los últimos 15. La televisión más chica que vende Sony hoy es del mismo tamaño que la más grande de tubo que fabricó anteriormente. Sin embargo, las televisiones siguen siendo relativamente caras y no las reemplazamos cada año.

Los avances más rápidos los estamos viviendo en el área de la tecnología móvil. Cada año los fabricantes de teléfonos inteligentes y tabletas anuncian nuevos productos con más características que los consumidores desean. La prueba es la demanda increíble que permite que Apple venda 2 millones de iPhone 5 en las primeras 24 horas después de anunciar el producto. Los teléfonos inteligentes, queramos o no, están transformando nuestras vidas y cada año seguiremos viendo nuevos avances. Dentro de cinco años el panorama será muy diferente al de hoy en maneras que ni siquiera somos capaces de imaginarnos.

Es justo mencionar que muchos piensan que nuestro mundo actual de consumismo y de productos desechables es algo perjudicial para nuestra sociedad. Tal vez lo sea. La tecnología trae consigo ventajas y desventajas. Lo que es diferente en esta época es que estamos en la parte de la curva del crecimiento exponencial en la cual los cambios son incomprensiblemente rápidos lo cual no nos da el tiempo para analizar las consecuencias y efectos sociales. Ya lo veremos después.

Una respuesta a “Cambios Exponenciales

  1. 1.Es cierto que la tecnologia se desboca por los efectos economicos que este aceleramiento genera. 2.Algunos fabricantes son tan amplios en su desarrollo que pueden darse el lujo de cometer “aparentes errores” y seguir de pie.
    al generar movimiento tecnologico permite a la economia seguir adelante. si un carro cuenta con reversa automatica, las personas quieren tener eso. quisieramos que el carro manejara solo si fuera posible. por eso el desarrollo no podra terminar. mas sin embargo si existen equipos que los fabricantes los hacen con mayor conciencia dependiendo el costo que pretenden recibir de ello. concidere la videocassetera en los años 80 (costaba unos 250 dolares) que eran un prototipo robotico que solo le podria fallar las bandas de los servomotores en su servicio despues de tres años de extremo uso. Pero en los principios de los 90 la “misma” maquina costaba 45 dolares pero si se descomponia, mejor comprabas otra porque repararla significaba cambiar el mecanismo completo pues su engrane de cambios se habia estropeado de manera irreversible. (el fabricante si obro para hacer el consumible falible pues si existia un prototipo sumamente eficiente, mas el advenimiento del DVD rompio con todos los esquemas) esto es mi primer aproximacion, la tecnologia genera procesos economicos y si se premedita hacer fallar la tecnologia.
    2. Estos mismos fabricantes que existieron en los 60 70 80 90 actualmente son exactamente los mismos. y vease el caso de sony que tenia el popular audiocassete, dejo tan enormes ganancias junto con su clon el walkman, que aun hoy sony es lider en construccion de sistemas de audio de ultima generacion que solo faltaria inplantarlos en el cerebro (ya no son mecanicos). Las ganancias de estos corporativos le permiten experimentar con los consumidores sin inmutarse de perderlos pues si le preguntas a un pequeño niño, si sony es bueno, te respondera en ingles claro: “its a sony” por lo tanto: estos corporativos ya son dueños de nuestra tolerancia a sus “errorcillos” de todos modos se le pagara con creces o ya se les pago en las decadas pasadas. Saludos, Javier.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *