La Guerra Cibernética

En su informe presidencial este mes, el Presidente Barack Obama hizo alusión a un problema muy serio causado por la tecnología que aún no ha provocado un desastre mayor pero que indudablemente algún día lo hará. Me refiero a la guerra cibernética. Mencionó Obama que Estados Unidos tiene que estar preparado para hacerle frente a la amenaza creciente de los ataques cibernéticos. “Sabemos que los hackers infiltran los correos electrónicos privados y roban las identidades de las personas. Sabemos que países y empresas extranjeras se apoderan de nuestros secretos corporativos. Ahora nuestros enemigos también están buscando la posibilidad de sabotear nuestra red eléctrica, las instituciones financieras, y nuestros sistemas de control del tráfico aéreo. No podemos mirar hacia atrás en el futuro y preguntarnos por qué no hicimos nada frente a amenazas reales a nuestra seguridad y economía”, declaró Obama.

Hace apenas dos décadas, uno de los propósitos de los bombardeos aéreos era destruir o inhabilitar los mismos sistemas que menciona Obama. La inhabilitación de las redes de energía del enemigo siempre ha sido uno de los objetivos esenciales de las guerras modernas. Pero para poder lograrlo se necesitaba una fuerza aérea poderosa, algo con lo que cuentan solo unos cuantos países. Ahora solo se requiere un buen departamento de hackers que sepa infiltrar los sistemas de cómputo que cada día controlan más todo lo que nos rodea. La invasión cibernética es posible porque todos los sistemas del mundo están conectados a la red inmensa que es el Internet.

En octubre del 2012, sin usar una sola bomba, Israel lanzó una serie de ataques cibernéticos a las instalaciones extractoras de petróleo de Irán. En los últimos años, Irán se ha convertido en el blanco de una serie de ataques cibernéticos notables, algunos de ellos vinculados a su programa nuclear. Durante los primeros meses de su primer período de gobierno, el presidente Obama autorizó en secreto una serie de ataques cibernéticos cada vez más sofisticados a las instalaciones de enriquecimiento de uranio de Irán, creando de esta forma el primer uso sostenido de armas cibernéticas norteamericanas. El tipo de programa malicioso que utilizó Estados Unidos contra Irán se llama gusano. Los gusanos se replican y dispersan por sí solos a través del Internet causando el daño que están programados a realizar. Obama decidió acelerar los ataques – que comenzaron en la administración de George Bush – inclusive después que debido a un error de programación el gusano se escapó accidentalmente de Natanz, la planta iraní de enriquecimiento de uranio, y se distribuyó por todo el mundo. La meta era que el gusano solo atacara a la planta, pero, como un ser viviente encontró cómo escaparse y se hizo del conocimiento público. Los expertos en seguridad informática que estudiaron al gusano, el cual lo desarrollaron Estados Unidos e Israel, lo bautizaron con el nombre Stuxnet.

Irán no se ha quedado con los brazos cruzados. Los funcionarios de inteligencia estadounidenses están cada vez más convencidos de que Irán fue el origen de una ola de ataques cibernéticos en el 2012 que paralizaron las computadoras de la industria de petrolera de Arabia Saudita y violaron las instituciones financieras norteamericanas. Estos episodios motivaron una advertencia del ex-Secretario de Defensa Leon E. Panetta de que los Estados Unidos estaban en riesgo de un “ciber-Pearl Harbor”.

La mayoría de las actuales guerras convencionales son asimétricas. Esto significa que un país tiene un poder militar muy superior al de su enemigo pero que de todas formas el más fuerte no puede ganar. Los ejemplos clásicos son las derrotas de Estados Unidos en Viet Nam y la de Rusia en Chechenia. Las fuerzas militares estadounidenses están a punto de salirse de Afganistán cantando victoria cuando en realidad no han podido vencer a tribus que tienen más de 2,000 años peleando como guerrilleros. La guerra cibernética elimina algo de esta asimetría porque ambos bandos tienen computadoras, redes y hackers expertos. Estados Unidos ha estado en muchas guerras pero su territorio no ha sido violado desde Pearl Harbor. Ahora sus intereses están siendo afectados sin balas o misiles por ejércitos de programadores de muchas partes del mundo.

3 Respuestas a “La Guerra Cibernética

  1. Muy buen articulo. Felicidades IIvan.
    Alonso.

  2. pareceria que la industria del armamentismo ahora se a hecho cibernetica. la industria de las computadoras se ha introducido en nuestras vidas en todos los aspectos, pero la industria de la destruccion ahora presenta nuevas facetas. muy interesante articulo Ivan.

  3. Es un tema de actualidad y sobre todo bien escrito, se lee mucho hoy en dia del mismo pues bien sabido es que, la cibernetica domina cada vez mas las actividades de la sociedad y Ud. lo sabe Ivan, que vienen cosas nuevas y muy pronto, que revolucionaran mas todavia la cibernetica y muchas de nuestras actividades. Saludos y lo felicito por sus escritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *