Crowdsourcing

Las autoridades policíacas de Boston Massachusetts le solicitaron a la población en general ayuda para encontrar a los sospechosos del acto terrorista en donde la explosión de dos bombas caseras provocaron que tres personas perdieran la vida y casi trecientas resultaran heridas, muchas de ellas con extrema gravedad. La policía utilizó esta estrategia debido a que nuestra sociedad actual está interconectada de tal forma que la información se disemina muy rápido y también al hecho que siempre hay miles de cámaras en los eventos masivos que graban todo lo que sucede con fotografías o videos. Piensen en un estadio de fútbol con miles de espectadores con teléfonos celulares con cámara integrada. Muchos de ellos comparten en tiempo real lo que están viendo a través de Facebook, Twitter, o cualquiera de las otras redes sociales. Cada vez que se anota un gol, ya no son solo los fotógrafos profesionales los que capturan el evento. Cientos de aficionados toman fotos y videos y los suben al Internet.

Este tipo de actividad social que sucedió en Boston en donde un grupo grande de personas colaboraron para lograr un propósito es un ejemplo dramático de lo que se llama crowdsourcing, palabra que no tiene traducción al español. La primera parte de la palabra, crowd, significa multitud. La segunda parte viene de outsourcing, que quiere decir subcontratación. Según Wikipedia, la palabra crowdsourcing se usó por primera vez en el año 2006 y se define como: “el acto de delegar una función que anteriormente realizaban los empleados de una organización a un grupo indefinido de gente por medio de una petición abierta expedida generalmente a través del Internet”.

El concepto de crowdsourcing, aunque no la palabra, es muy antiguo. Por ejemplo, a través de la historia han existido concursos en los cuales se postula un problema y a veces se le ofrece un premio a quien lo resuelva. El Diccionario de Inglés Oxford tuvo su origen en una petición abierta para la creación de un índice de todas las palabras del idioma, lo que dio como resultado más de 6 millones de entradas sugeridas por el público en general a lo largo de 70 años. Cuando a través de la televisión o un periódico sale un anunció pidiendo ayuda para encontrar a una persona extraviada, se está utilizando la técnica de crowdsourcing. La diferencia hoy en día es la extrema rapidez con la cual se propaga la información en ambas direcciones. No tengo que estar enfrente de la televisión o leer un periódico para que me pidan ayuda puesto que la recibo instantáneamente en mi teléfono. Me llama la atención que muchas de nuestras actividades cotidianas que han sufrido transformaciones debido a la tecnología en realidad están basadas en ideas antiguas que simplemente se hicieron más prácticas debido a la facilidad y rapidez con la que ahora nos comunicamos. Otra diferencia es que puedo participar en proyectos anónimamente, lo cual tiene ventajas y desventajas.

Como en el caso de Boston, la mayoría de la multitud que participa en crowdsourcing lo hace sin recibir ninguna compensación monetaria. Lo hacen porque lo disfrutan o porque sienten que están contribuyendo al bien común. Pero también hay empresas que pagan honorarios muy bajos a los participantes para que miles de personas trabajen en tareas sencillas que acumuladas resuelven un problema grande. Una aplicación de crowdsourcing que ha tenido mucho éxito en Estados Unidos es la recaudación de fondos para fines de caridad o para crear nuevas empresas. Hay emprendedores que han recaudado hasta un millón de dólares para iniciar una nueva empresa pidiéndole a la multitud que les de dinero a cambio de acciones.

Existen aplicaciones más esotéricas para crowdsourcing. Por ejemplo, parejas que van a contraer matrimonio que usan sitios de Internet en los cuales todas las decisiones de la boda se someten a votación de las personas que visiten el sitio desde cualquier parte del mundo. Esto se ha hecho en la televisión anteriormente pero ahora todos nosotros tenemos acceso a tecnología para someter cada decisión de nuestra vida a votación por extraños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *