Fondo de Confianza

Ya sabemos lo que está sucediendo con la tecnología digital que a todos nos ha cambiado la vida en los últimos años. También sabemos que los avances continuarán en este ramo. Los procesadores serán más poderosos, las líneas de transmisión de datos más rápidas y la capacidad de almacenaje ya la podemos considerar como virtualmente infinita. Todo esto provocó la creación de nuevas industrias como lo son las múltiples redes sociales las cuales utilizamos para comunicarnos y para difundir información. La tecnología digital también afectó a muchas profesiones y a industrias que han estado establecidas por muchas décadas. Todo lo que se pueda digitalizar crea una disrupción o la va a provocar en el futuro. Los periódicos, la música, las películas de cine, los teléfonos, las agencias de viajes, ya no son como eran hace apenas diez años. Todo esto cambió porque algunos tuvieron ideas y las echaron a andar con ayuda de capital de alto riesgo.

La digitalización del mundo también ha contribuido a la globalización a nivel pequeño. Anteriormente pensábamos en globalización como algo particular de las empresas gigantes que buscan los precios más bajos para fabricar sus productos o para promoverlos en cualquier parte del planeta. Hace diez años si yo era un artista que quería promover mi talento existían obstáculos enormes para hacerlo lejos de mi entorno local. Muy pocos lo podían lograr y éstos casi siempre con la ayuda de agencias especializadas cuyo principal valor era su red privada de contactos. Hoy existen miles de artistas que ganan ingresos millonarios promoviendo su talento a través del Internet desde su casa sin necesidad de intermediarios. Algunos logran éxito universal, como el coreano Psy, que con el video de Gangnam Style, que él produjo y colocó en el Internet, causó tal sensación que ahora es multimillonario y reconocido en todo el planeta. Eso no quiere decir que antes no sucediera lo mismo. Acuérdense de La Macarena. La diferencia es la rapidez de la diseminación de información y que los intermediarios ya nos son indispensables (Los del Río de La Macarena tenían contacto con una disquera tradicional).

Un efecto muy importante de la revolución de la información es que es fácil llevar una idea a su fruición. La mayoría de las nuevas empresas de aplicaciones para Internet empiezan con una inversión relativamente pequeña. En el mes de marzo Yahoo compró por $30 MDD una compañía que fundó Nick D’Alossio. El producto, que se llama Summly, sirve para hacer resúmenes de las noticias y las presenta nítidamente en la pantalla de un teléfono. ¿Cómo empezó Summly? A D’Alossio le dejaron una tarea en la clase de historia de su escuela y estaba haciendo su investigación en el Internet cuando se dio cuenta que no había una manera práctica de ver un sumario completo de lo que buscaba. En vez de usar su tarea se le ocurrió un método para crear el resumen de las noticias. D’Alossio tenía 15 años cuando le dejaron esa tarea. Dos años después, a la edad de 17 años, vendió su compañía. El joven emprendedor pudo reunir $1.5 MDD para completar el desarrollo de su producto. A un niño de 15 años le confiaron esa inversión.

¿Por qué no podemos liberar en México la creatividad de nuestra juventud? No se necesitan inversiones multimillonarias para crear productos en el Internet. Hay muy pocas barreras de entrada. La mesa está servida. Se necesita apoyar a los emprendedores de todas edades con capital de alto riesgo que significa que cualquier inversión puede perderse en su totalidad. Con el capital de alto riesgo no se exigen garantías. No se le pide al emprendedor que ponga un porcentaje. El emprendedor va a poner su cuerpo y alma y eso es más que suficiente. No todas las ideas triunfan. A los fracasos hay que verlos como aprendizaje. Se aprende cometiendo errores. Hay muchos empresarios exitosos en el mundo que tuvieron tropiezos antes de triunfar.

Pero más que un fondo de capital tal vez lo que más necesitamos es un fondo de honradez y confianza. He platicado con muchos emprendedores frustrados porque les han robado sus ideas, por el marasmo de la burocracia y porque no pueden reunir capital. Esto tiene que cambiar si México de verdad va a detonar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *