No Se Necesitan Laptops para Todos los Estudiantes

Han existido muchas iniciativas de nuestros gobiernos a todos los niveles que han intentado mejorar los sistemas de educación prometiendo “computadoras para todos los estudiantes”. Todas han fracasado porque darle una computadora laptop a un estudiante no implica que la puedan utilizar para aprender. Esto se debe a que (a) no hay contenido enfocado a la educación, (b) los maestros no están entrenados para utilizar tecnología que mejore los métodos de aprendizaje, (c) las computadoras que se distribuyen requieren constante mantenimiento y no hay personal asignado para realizarlo. Sin embargo, nuestros gobernantes y los aspirantes a gobernar siguen con la misma cantaleta supongo porque políticamente es algo fácil de prometer y hasta de cumplir. Yo como candidato a gobernador puedo prometer computadoras para todos los alumnos de secundaria del estado y quizás pueda cumplir con mi promesa de entregarlas, sin que importe que después de unos meses estén arrumbadas y empolvadas en un almacén.

En unas Cavilaciones anteriores mencioné que ya ha habido intentos con resultados desastrosos de introducir tecnología en nuestro sistema educativo. Se invirtieron cerca de 31 mil millones de pesos en el programa Enciclomedia que pomposamente introdujo el presidente Vicente Fox en el año 2004. El programa llegó a su fin en el 2011 y jamás funcionó debido a que nunca contó con un programa para capacitar a los maestros y no se diseñó previamente una estrategia pedagógica. Declaró el presidente Fox al anunciar el programa: “Enciclomedia, mediante el cual se apoyará la enseñanza-aprendizaje con un sistema digitalizado, ofrecerá mayores oportunidades y concentrará mayor atención de cada alumno en el proceso de impartir conocimientos”. Las buenas intenciones no cuentan si no hay la visión y la experiencia técnica para implementar un programa tecnológico de gran magnitud.

Para que funcione la tecnología en la educación se requieren varios componentes esenciales. Todos tienen que existir para que se logre el efecto sin que importe el orden en que se implementen y por lo tanto los menciono a continuación no por orden de prioridad.

El primero es la infraestructura. Esto se ha vuelto relativamente sencillo debido a los avances de los últimos años. Lo más importante es el acceso al Internet. Las redes inalámbricas son hoy en día sumamente rápidas. Antes para que hubiera la velocidad necesaria para que navegar fuera práctico se necesitaba cablear edificios como se usaba con la líneas de teléfonos. Hoy nada de esto es necesario. Las compañías que ofrecen servicios de acceso al Internet en México tienen muy buenos productos, aunque  muy caros comparado con el resto del mundo. Si yo fuera el gobierno federal, diría con autoridad: “Mira Carlos, llevas décadas llenándote las bolsas ofreciendo servicios a muy alto precio y sin pagar los impuestos que corresponden. Para compensar parcialmente por este abuso, vas a proveer servicio de conexión al Internet de alta velocidad a todas las escuelas del país. Punto.”

El segundo elemento es olvidar que las laptops tradicionales son lo que nuestros alumnos necesitan. Son caras, poco confiables, sujetas a virus, requieren mantenimiento y los programas necesarios son caros, lo cual promueve la piratería que después nuestros estudiantes practicarán por el resto de sus vidas. Las tabletas son una mejor opción. Cambiar el mensaje a “tabletas para todos” ya sería una ventaja sobre la situación presente. Las tabletas son baratas, no requieren mantenimiento, son asombrosamente fáciles de utilizar y las aplicaciones son muy económicas.

El tercer componente es fomentar el mercado de aplicaciones para la educación. Esto se oye más difícil de lo que es. En lugar de que el gobierno federal quiera diseñar todos los programas educativos desde lo alto de sus oficinas en sus torres de marfil, hay que crear una infraestructura en la cual todos puedan participar. El gobierno debe de establecer los cimientos y dejar suelta la imaginación y creatividad de los miles y miles de mexicanos que gustosamente pueden crear el contenido en un ambiento de competencia entre los estados. Así como hay una tienda de iTunes de Apple o de Google+ para Android, ¿Se imaginan una tienda de “Educación para México” en donde hubiera miles de aplicaciones entre las cuales suben a la superficie las más útiles?

2 Respuestas a “No Se Necesitan Laptops para Todos los Estudiantes

  1. Ivan: Me parece una excelente idea y sobre todo realista e incluye a muchas Personas que no son del gobierno pues estos ya sabemos Como se las gastan. Te felicito y adelante! Saludos. Daniel Rubio Alarcon.

  2. BAHP:Completo realismo y excelentes ideas.Yo agregaría que el programa Enciclomedia era bueno pero causó gran frustración entre los maestros por no haber sido capacitados a fondo (en el mayor de los casos ni superficialmente),hubo muchos que ni encendieron la computadora del aula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *