La Televisión Digital

Al convertirse de analógicas a digitales las señales de televisión surge el problema de que los televisores antiguos dejan de funcionar. Esto se debe a que no tienen la capacidad de sintonizar canales digitales. Para resolver el problema hay que utilizar un convertidor digital-analógico como el que la Cofetel prometió entregar en Tijuana a los hogares con televisores analógicos. La promesa de cubrir el 90% de los hogares, una meta similar a la de los otros países del mundo que han hecho la transición, según parece se cumplió. Aunque el proceso de transición al sistema de Televisión Digital Terrestre empezó hace casi diez años y ha sido cubierto ampliamente por los medios de comunicación, en el momento del apagón nuestro gobierno municipal afirmó ignorar lo que estaba sucediendo y presionó con éxito a los más altos niveles para que rescindieran la decisión. El motivo principal para volver a difundir las señales analógicas es que ese porcentaje de la población que no recibió los convertidores se privaría de la información necesaria para poder tomar la decisión de por quién votar el 7 de julio. Supuestamente el apagón se pospuso hasta después de las elecciones. Veremos que pasará.

Ninguna transición tecnológica de esta magnitud está libre de problemas. Lo mismo que sucedió en Tijuana ha sucedido en todo el mundo. Siempre ha existido un porcentaje de la población que pierde el servicio por un período de tiempo. Pero que yo sepa en ningún país se han arrepentido después de hacer la transición.

La televisión digital tiene varias ventajas sobre la analógica. La más importante es que se requiere un ancho de banda mucho más angosto para transmitir las señales, lo que significa que hay espacio para más canales. Imagínense el ancho de banda disponible, las frecuencias de las señales, como una carretera con miles de carriles. La televisión digital requiere muchos menos carriles para los canales. Inclusive es posible transmitir varios programas al mismo tiempo en el mismo canal. La televisión digital abre las puertas a la competencia y es por eso que quien más se ha opuesto en México a su implementación es Televisa, quien ha utilizado todas las herramientas legales y políticas a su disposición para demorar la transición. El uso del ancho de banda en todo el mundo está reglamentado por el gobierno. Las organizaciones gubernamentales a cargo de la administración subastan el ancho de banda para los diferentes servicios, tales como la televisión y las redes de teléfonos celulares. Al convertirse la televisión a digital, el ancho de banda de la televisión analógica regresa a ser parte del patrimonio del país y se vuelve disponible para otros servicios inalámbricos abiertos, incluyendo la transmisión de datos a través del Internet.

Otras ventajas de la televisión digital son que permite la transmisión de programas de alta definición, de imágenes con formato ancho, de guías de programación electrónicas y de varios idiomas simultáneamente, ya sea hablados o por subtítulos. También permite la transmisión con sonido multicanal en el cual se utilizan más bocinas para un ambiente real como el que ofrecen las salas de cine.

Las señales digitales y analógicas reaccionan de manera diferente a las interferencias. Por ejemplo, los problemas comunes con la televisión analógica incluyen el efecto fantasma en las imágenes, el ruido con las señales débiles, y muchos otros problemas potenciales que degradan la calidad de la imagen y el sonido, aunque todavía se puedan ver los programas. Con la televisión digital, en donde el audio y el video se sincronizan digitalmente, la señal digital tiene que estar completa para poderse utilizar y por lo tanto no hay esos tipos de degradación. La interferencia en la televisión digital se manifiesta principalmente a través del efecto llamado pixelización.

La televisión digital, cuando es a través de cable o satélite, permite que el televisor envíe información a la compañía de televisión. Esto hace posible, por ejemplo, que se puedan rentar películas. También permite que la compañía de televisión pueda monitorear lo que estamos viendo. Pueden saber que tipos de programas nos gustan para ofrecernos contenido similar.

La transición a la televisión digital es inevitable. Permite la existencia de más canales y esto abre la oportunidad a que tengan competencia los actuales monopolios.

Una respuesta a “La Televisión Digital

  1. Juan Reyes del Campillo

    Iván: más claro ni el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *