La Explosión de la Información

El Internet es la tubería que conecta al mundo. Todo empezó hace 50 años con el envío de un mensaje de una sola palabra entre dos computadoras. Digamos que en esos días solo existía un tubo entre dos universidades. A partir de ese momento la tubería ha crecido exponencialmente y no hay evidencia de que dejará de hacerlo. Hoy no solo personas y computadoras tradicionales envían datos a través del Internet, sino teléfonos y aparatos de uso dedicado en donde sensores colectan información y la envían a empresas para analizar. Por ejemplo, alarmas, medidores, cámaras, televisiones y automóviles. Podemos decir con certidumbre que una pregunta que todos los inventores y creadores de nuevos productos se hacen al empezar un proyecto es: “¿Cómo lo vamos a conectar al Internet?”.

El crecimiento asombroso del Internet se debió primordialmente a la invención de nuevos servicios tales como el correo electrónico, la Web, las búsquedas de información en línea, y la disponibilidad de líneas de transmisión de datos inalámbricas de banda ancha (en términos no técnicos, banda ancha quiere decir “rápido”). El Internet es la tubería y la Web son los sistemas que almacenan información acerca todos los temas de interés del planeta (las llamadas páginas Web o de Internet).

La cantidad de información que circula cada mes a través del Internet es masiva. Para darnos una idea de su magnitud, de acuerdo con la empresa Cisco, la cual fabrica equipo para la tubería digital, en el año 2012, nada más en la categoría de video, se transmitieron un billón de minutos al mes. Esto incluye desde películas que se ven o se bajan en línea, hasta videos que se suben a Facebook, cámaras de vigilancia, etc. Si yo quisiera ver el contenido que se transmite en una sola semana me tomaría un millón de años. Piénsenlo.

Si sumamos los otros tipos de contenido, como documentos y mensajes de texto, nos damos cuenta que el mundo está sufriendo una explosión de información tan enorme que nos es muy difícil comprender su magnitud. El otro factor que hace posible este fenómeno es que la capacidad para almacenar datos no tiene límite. Contamos con un repositorio infinito.

Muchos afirman que esta información solo va a estar al alcance de los pudientes del mundo. Tal vez sí, pero lo mismo se dijo de los teléfonos celulares, lo cual resultó ser incorrecto. Hasta en las aldeas más remotas del mundo hay personas con celulares. El acceso a la información estará al alcance de todos y todos contribuirán su grano de arena para que continúe su crecimiento exponencial.

¿Qué se puede hacer con toda estos datos? ¿Para que pueden servir después que se almacenan? Así como en la Tierra hay ciertos recursos naturales que para extraerlos se requieren técnicas y procedimientos de minería especializados, algunos piensan que esta información es una gran mina que apenas estamos aprendiendo a explorar. Estamos en la etapa equivalente de usar picos y palas para extraer metales preciosos. Supuestamente esta nueva área de tecnología, conocida como Big Data, puede ser el siguiente gran impulsor de la economía mundial después del mismo Internet. El objetivo, a grandes rasgos, es encontrar información dentro de la mina que nos sirva para tomar decisiones, principalmente a las empresas pero también a nosotros individualmente. Por ejemplo, una compañía farmacéutica tiene a su disposición cantidades enormes de expedientes sobre proyectos para nuevas medicinas. Analizar esta información puede tomar años y casi siempre se requiere de la participación humana para descartar ciertos datos porque simplemente no hay tiempo para incluir todo. Con las nuevas tecnologías podrían incluirse todos los datos históricos y dejar que las máquinas encuentren la información necesaria.

En este caso, las nuevas tecnologías se manifiestan en programas de computadora capaces de analizar datos masivos en una forma tan rápida que hasta hace pocos años se consideraba imposible de lograr. Hoy lo es posible por las mismas razones que permitieron que se generara dicha información: máquinas cada día mas poderosas y con memoria infinita.

2 Respuestas a “La Explosión de la Información

  1. IVAN: Estudio Information Technology y no deja de sorprenderme La Explosión de la Información, interesante tu articulo. Felicidades!

  2. Muy buen artículo, por favor sigue traduciendo los términos técnicos para entenderlos como “blog”, etc, saludos !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *