Crecimiento Exponencial

Estimados Lectores:

Después de una pausa de casi seis meses, empiezo de nuevo a publicar mi columna Cavilaciones, pero ahora en la sección editorial local del periódico Frontera. La columna aparecerá todos los jueves.

Muchas gracias a todos los suscritos al blog de Cavilaciones. Como sucedía anteriormente, les llegará el artículo por vía electrónica todos los jueves en la mañana.

A continuación está el primer artículo que apareció el jueves 15 de mayo de 2014. Gracias por el honor de leerme.

Con afecto.

Pedro Iván Pérez Méndez

Crecimiento Exponencial

El fenómeno tecnológico más importante de nuestra década es que ya alcanzamos la región de la curva del crecimiento exponencial del poder de las computadoras de tal manera que hoy pueden lograrse cosas que hace apenas cinco años parecían imposibles. La mera idea de que exista algún cálculo o análisis que no pueda realizarse debido a limitaciones de capacidad de cómputo o de almacenamiento de datos es anacrónica. Paradójicamente, el costo de procesar y almacenar datos es cada día menor.

No hay muchas cosas en nuestro mundo que avancen exponencialmente como lo ha hecho la tecnología durante los últimos 50 años. Quizás sea fácil entender lo que es el crecimiento exponencial usando un ejemplo, aunque entenderlo no lo hace menos increíble. Si yo tomo una hoja de papel y la divido en dos trozos, pongo estos uno encima del otro y repito lo mismo tres veces, termino con ocho trozos. El grosor del altero sería igual a ocho veces al de una sola hoja. ¿Qué sucede si repito la operación 47 veces más? ¿Cuál sería la altura del altero? Igual a la distancia de la tierra al sol: ¡150 millones de kilómetros! Lo que al principio parecía normal se convierte en asombroso si la razón de crecimiento se mantiene. Así de rápido ha crecido el poder de las computadoras durante los últimos 50 años y se predice que esto continuará durante las siguientes décadas.

Una tableta iPad tiene el poder computacional comparable al de las supercomputadoras de hace 20 años que ocupaban cuartos enteros, necesitaban sistemas de enfriamiento especializados, y costaban cientos de millones de dólares. Dentro de diez años, ¿qué tipo de aparato tendremos en nuestras manos? Aunque sea difícil imaginarlo, puedo asegurar que será algo increíblemente más poderoso para hacer cálculos, que recibirá datos a una velocidad asombrosa, que nos ofrecerá información inteligente para ayudarnos a tomar decisiones, y que será indispensable para nuestras vidas.

Ya existe hoy amplia evidencia de la rapidez con la cual podemos encontrar datos cuando usamos el Internet para buscar información sobre cualquier tema. La capacidad mundial de almacenar datos se duplica cada 12 meses, un crecimiento aún más veloz que el del poder de cómputo. Debido a estos factores, el Internet, la tubería que nos interconecta, va a cambiar de ser un sistema que apoya a la Web en donde los humanos almacenan y buscan información, a otro que también incluirá datos que podrán analizar máquinas para ayudar a otras máquinas y a los humanos a tomar decisiones. Para recopilar estos datos, las empresas del mundo están integrando sus productos al Internet. Las turbinas generadoras de electricidad, los motores de avión, los refrigeradores, los aparatos médicos, los termostatos, los automóviles, los semáforos, los sistemas de alumbrado público, etc., estarán conectados al Internet por medio de sensores digitales para monitorear y controlar su comportamiento. A esto se le llama en la industria El Internet de Todo.

No solo las máquinas van a estar conectadas al Internet. Una de las áreas de mayor inversión es la de sensores para humanos que recopilan datos vitales en tiempo real con el propósito de crear un expediente médico con información sobre cada minuto de nuestra vida. Nuestra presión arterial, nivel de glucosa, pulso, ciclos de sueño, niveles de actividad física, y muchos otros indicadores de salud pronto podrán integrarse al Internet por medio de sensores en pulseras, lentes de contacto, y chips integrados a nuestro cuerpo.

Un médico no podría utilizar esta información para diagnosticar a un paciente con mayor precisión porque no tendría tiempo para analizar los datos. Pero para las máquinas esto es una operación trivial.

 

5 Respuestas a “Crecimiento Exponencial

  1. Hola Pedro Iván,

    Muchas felicidades. Que buena noticia.

    Siempre han sido de mi agrado tus cavilaciones.

    El crecimiento exponencial, es otra cavilación interesante.

    Saludos cordiales y buen fin,

    Varo

    P.D. El día que te sea posible, te agradeceré que me informes cuáles son las características de tu mercado lector.

    ________________________________

  2. Pedro Iván
    Gracias por volver a publicar tan interesante columna.
    Gloria Elena.

  3. Juan Reyes del Campillo

    Pedro Iván: como dice Álvaro, que buena noticia. Frontera es una excelente plataforma que hoy se enriquece con tus cavilaciones. Espero que sea una larga serie de entregas y participaciones. Enhorabuena y felicidades.
    Juan Reyes del Campillo

  4. Muy bien Pedro Ivan,me gusta mucho leer todos tus articulos Felicidades

  5. saludos Pedro Ivan que bien que regresas. estara el cybercrimen tambien avanzando en forma exponencial?. es posible legislar al respecto?. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *