Hombre + Máquina. Segunda Parte.

En las Cavilaciones de la semana pasada mencioné el término “tecnología ponible” para describir a los dispositivos conectados al Internet que nos ponemos en nuestro cuerpo tales como pulseras, relojes, lentes de contacto que miden el nivel de glucosa y anteojos especiales con cámaras, teléfonos y pantallas. También mencioné que esto es solo el principio de la integración de máquinas que estarán dentro de nuestro cuerpo.

Un ejemplo de esto pocos lo sabían hasta que se publicó ayer en el Wall Street Journal. Se mencionó en el diario que en Google un grupo de científicos y expertos en tecnología actualmente trabajan para crear una píldora que contendrá cientos de partículas electrónicas microscópicas cuya función será la de descubrir enfermedades antes de que ocurran. Las partículas viajarán en la sangre y podrán registrar la presencia de células y componentes químicos relacionados con enfermedades cómo el cáncer. Las partículas transmitirán la información a un dispositivo inteligente ponible. El grupo, denominado Google X, es un ejemplo de cómo empresas progresivas como Google tienen los recursos necesarios para satisfacer ampliamente las necesidades de sus accionistas y al mismo tiempo emprender proyectos totalmente ajenos a su función principal. Todo esto debido a la visión de sus fundadores de cambiar al mundo a través de la tecnología. Otro de los inventos de Google X es un automóvil que se maneja solo y que ya está en etapa de prueba.

Un grupo de colaboración entre la Universidad de Boston y el Hospital General de Massachussetts están trabajando en un proyecto para regular automáticamente el nivel de glucosa en la sangre. Los ingenieros de la universidad desarrollaron un páncreas biónico que mide la glucosa continuamente y coordina la administración de insulina para bajar el nivel de azúcar o de glucagón para reducirla. El páncreas biónico toma decisiones cada cinco minutos todas las horas de todos los días y comunica los niveles a un iPhone el cual puede enviar la información pertinente directamente al médico. El aparato no sustituye al páncreas defectuoso. Consiste de una especie de parche que puede medir la glucosa y administrar la medicina el cual está conectado a un teléfono. El dispositivo se probó con éxito por primera vez en el 2013 en un grupo de 32 adolescentes con diabetes tipo I que asistieron a un campamento de verano dedicado a este experimento.

La Fundación Gates está apoyando al Instituto Tecnológico de Massachusetts para crear un anticonceptivo que consiste en un pequeño aparato electrónico que se implanta debajo de la piel el cual genera cantidades pequeñas del mismo por un período de 16 años. El aparato tiene la conveniencia de poderse apagar cuando se toma la decisión de tener familia y de volverse a encender después.

Los tatuajes están tan de moda que parece que la mayoría de la gente ya los tiene. Hay varios proyectos para desarrollar tatuajes digitales que no solo sirvan de adorno sino también para hacer cosas útiles tales como quitarle el seguro a una puerta, desbloquear un teléfono o encender una luz.

Una respuesta a “Hombre + Máquina. Segunda Parte.

  1. Bien dicho o como se dice en ingles “Well said” y tambien “It ain’t going to happen”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *