Un Mundo Mejor

Un tema recurrente en mis Cavilaciones es el crecimiento exponencial de la tecnología y el impacto que ha causado en nuestras vidas durante los últimos 60 años. Me sigue asombrando que cada día existan computadoras más poderosas y que al mismo tiempo sean más y más baratas. El poder de cómputo que tiene adentro un iPhone nos hubiera costado $3.5 millones de dólares en 1991. Alguien me envió un anuncio de plana entera de la tienda Radio Shack de ese año y absolutamente todos los productos de la página están contenidos dentro de un iPhone. Computadora, teléfono, caja de música, grabadora, cámara fotográfica, cámara de video, radio, calculadora y muchas cosas más. En 1990 había un millón de personas en todo el mundo que tenían un teléfono celular. Hoy hay más que la población de todo el planeta.

Hay muchas otras cosas que han avanzado muy rápido que hoy percibimos como si siempre hubiesen sido así. La maternidad mortal en el mundo disminuyó casi 50% entre los años 1990 y 2013. La expectativa de vida de los humanos ha aumentado más en los últimos 50 años que lo que aumentó en los 200,000 años de la existencia del hombre. En 1950, la expectativa de vida era de 47 años. Hoy es de 70 años y seguirá aumentando rápidamente.

En 1981, el 52% del mundo vivía en la “pobreza absoluta”. En el año 2010, este número se redujo al 21%. Hoy hay más de 700 millones de personas que ya no viven en estas condiciones. Todavía hay mucho que hacer para eliminar la pobreza y en los últimos años ha crecido mucho la desigualdad. Sin embargo, la tendencia es alentadora.

Entre los años de 1990 y 2010, el número de muertes causadas por el sarampión disminuyó 71%. La vacuna contra el sarampión salva más de un millón de vidas al año. Para mí es inexplicable el miedo irracional a la vacuna contra el sarampión que existe en algunos países. La mayoría de los afectados en el reciente brote de sarampión en Disneylandia fueron niños que no vacunaron. Hay que tenerle miedo al sarampión, no a la vacuna. Entre el año 1988 y el año 2001, los casos reportados de poliomielitis bajaron de 350,000 a 483, una reducción asombrosa del 99%.

Entre los años 2000 y 2012, el número de niños que no van a la escuela en el mundo disminuyó a la mitad. Bajó de 100 a 58 millones. El cáncer sigue siendo uno de nuestros más crueles enemigos mortales. Sin embargo, la mortalidad bajó 20% durante las últimas dos décadas. El poder de cómputo barato seguirá siendo un recurso cada vez más útil para combatir enfermedades.

Finalmente, desde el año de 1961, la cantidad de comida que producimos aumentó 25%. Aproximadamente el 2% de la población del mundo produce suficientes alimentos para el resto.

En estos tiempos en que parece que solo escuchamos malas noticias, es bueno saber que estamos mejorando de muchas maneras.

Una respuesta a “Un Mundo Mejor

  1. los datos muestran una expansion exponencial, entonces salir de clases sociales es exponencial tambien, por eso estoy donde mismo, ya entiendo. nos vemos pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *