Papel y Lápiz

Hace algunos años di una conferencia en la Universidad de Denver. En esa época reciente desde el punto de vista humano, pero arcaica desde el punto de vista tecnológico, no existían los teléfonos inteligentes. Podemos poner en perspectiva la rapidez del cambio tecnológico reciente si recordamos que hace 8 años no existían los iPhones y que los iPads apenas tienen cinco años de vida.

Lo que ya era muy popular en el año de mi plática era que todos los estudiantes usaran en el aula una computadora laptop conectada al Internet. Aunque yo había sido maestro de universidad anteriormente, no había presenciado un salón en el cual todos los alumnos tuviesen una computadora frente a ellos.

Minutos antes del inicio de la plática noté que nadie me estaba viendo, todos tenían la vista fija en sus pantallas y tecleaban ferozmente. Le pregunté a mi maestro anfitrión cuándo iban a apagar sus computadoras. Me contestó que lo harían si yo se los pidiera pero que tal vez no era buena idea hacerlo. Asentí y le indiqué que debíamos de empezar. Mi anfitrión me presentó a la clase diciendo unas palabras breves sobre mí. Durante este tiempo nadie levantó la vista de sus máquinas.

Nervioso porque nunca había hablado frente a un grupo que aparentemente no notara mi existencia, inicié mi presentación con el mayor entusiasmo posible para ver si podía captar su atención. Al principio nadie me volteó ver. Decidí cambiar mi táctica y empecé a hacerle preguntas al grupo. Para mí sorpresa no hubo falta de respuestas. La plática siguió su curso interactivamente y al final me aplaudieron y felicitaron. Este es el ambiente típico de un aula de estudios superiores moderna, solo que ahora la mayoría están absortos con sus teléfonos inteligentes.

Hay maestros de universidades que ahora prohíben el uso de aparatos electrónicos en sus clases. Incluso hay algunos que exigen que los alumnos tomen notas usando una tecnología muy antigua que consiste de un lápiz y una libreta con hojas de un producto llamado papel. A otros maestros no les importa y creen que es mejor no resistirse a los cambios tecnológicos que siempre terminan ganando.

A los maestros les molesta no saber que están haciendo los alumnos con sus máquinas. Algunos están tomando notas acerca de la clase, lo cual no se puede reprochar. Otros pueden estar buscando información acerca del tema que se expone para verificar la precisión del contenido y retar al maestro cuando sea posible. Otros pueden estar viendo correos, enviando mensajes y leyendo noticias.

Una búsqueda rápida en el Internet sobre el tema arroja información casi unánime que sugiere que los alumnos captan más información cuando usan papel y lápiz para tomar notas. Los del bando contrario dicen que no es tan importante absorber dicha información en el aula porque no hay nada que se aborde que no se encuentre en línea.

Este es un ejemplo más de cómo la tecnología transforma nuestro entorno irreversiblemente.

5 Respuestas a “Papel y Lápiz

  1. Estimado Iván:

    Yo también he tenido la experiencia que mencionas cuando diste la conferencia en la Universidad de Denver y me descontrola el que los alumnos estén clavados en su computadora.

    Saludos y seguimos en contacto.

    David Piñera

  2. 4/9/2015

    Hola Senor Pedro Iván Pérez Méndez!

    de Lyn Sanny, Americano

    Please permit me to write in english.

    Thank You very much for this excellent column, “Papel y Lápiz”.

    Reminds me of my oldest brother Lorne Sanny, who was President of the Navigators (www.navigators.org) for thirty years, in Colorado Springs, where he is buried.

    Lorne had been on a college speaking tour, and I asked him how it went. He responded:

    “I found out they were not interested in what I had to say, but interested in what I had to say about what they had to say.” I laughed! For me (I am not religious), that would be a pain in the ass.

    Your experience in Denver struck me as very similar.

    I admired Lorne’s patience, and now, I admire Yours.

    Best Wishes! Lyn Sanny, retired dentist in Baja

    p.s.

    I am the person who mistakenly questioned Your death statistics for the Iraq war.

    Date: Thu, 9 Apr 2015 11:02:31 +0000 To: linosanchez@hotmail.com

  3. Pedro Iván: lo que has comentado hoy, también me sucede durante mis clases, pues los alumnos no sueltan el celular, pero yo procuro que lo mantengan en sus mochilas mientras estamos trabajando, pero resulta que una de las alumnas, cuando alguien me pregunta cómo se pronuncia determinada palabra, saca su “Tablet” (O como se llame).Pienso que lo hace para corroborar lo que digo. Me siento como si me estuviera examinando, y no me gusta.

  4. Olvidé poner mi nombre. El anónimo soy yo: Aunt Marble.

  5. javier cortes:
    la sala de aula debe de tener sitios controlados donde el alumno esta permitido navegar. no es ni siquiera en una conversacion comun que tu hables de sumas y tu interlocutor lo haga de biologia, es pues una mas de las faltas de lineamientos que formula la legislatura cibernetica, a donde fueres has lo que vieres, me refiero que si vas a la universidad, el topico deberia ser investigacion, colaboracion, fraternidad, aplicacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *