Tecnología en el Año 2025 (Primera Parte)

¿Cómo será el mundo en el año 2025 desde el punto de vista tecnológico? El Instituto para el Futuro (IFTF, por su siglas en inglés) es una organización sin fines de lucro basada en Palo Alto, California, en el corazón de la industria de alta tecnología del mundo, que desde hace 45 años tiene la misión de ayudar a empresas a adaptarse al mundo actual de cambios rápidos.

Este mes el IFTF publicó un reporte que se enfoca en cinco factores que definirán cómo será el mundo tecnológico dentro de 10 años. El mensaje central del reporte es que continuará el implacable crecimiento de la generación de información, incluyendo datos de nuestras vidas personales.

El primer factor del reporte se refiere precisamente a la economía de la información, en la cual nuestros datos acerca de dónde estamos, qué buscamos en el Internet, cuántos pasos caminamos al día, las tiendas que frecuentamos, los productos que consumimos y mucho más, se empaquetarán para donarse o venderse. Supuestamente tendremos la opción de mantenerlos privados pero no hay que confiar en eso. He mencionado con frecuencia en mis Cavilaciones que al estar permanente conectados al Internet a través de nuestras computadoras, tabletas y teléfonos, todas nuestras acciones se están grabando y analizando constantemente. La posibilidad de colectar nuestros datos con aún más detalle crecerá con la adopción de los relojes inteligentes como el nuevo Watch de Apple. Este reloj continúa con la tendencia a integrar dispositivos a nuestro cuerpo con los cuales se podrán medir nuestros signos vitales en forma continua. Apple ya vendió un millón de relojes antes de que salgan al mercado. La revista Forbes predice que se venderán entre dos y tres millones al mes cuando estén disponibles.

El segundo factor se relaciona con los datos que provendrán del Internet de las Cosas, el día cercano en el cual los refrigeradores, automóviles, lavadoras, termostatos y cualquier dispositivo que se imaginen tendrá una conexión al Internet que colectará información sobre su uso. Combinando los datos personales con los de los aparatos conectados al Internet, será posible saber cuántas veces abrí mi refrigerador en algún día en particular. Les aseguro que hay miles de emprendedores trabajando para crear negocios que utilicen esta información.

Algunos tal vez piensen que este mundo tecnológico solo beneficiará o afectará a los países ricos y no a México, país que aunque no siendo necesariamente pobre, sufre de una mala distribución de su riqueza. Yo no estoy de acuerdo. Un teléfono celular es la herramienta común que poseen los migrantes africanos que cruzan el Mar Mediterráneo hacia Europa en busca de una mejor vida en barcos no en condiciones de navegar. Con él pueden comunicarse con sus familias los que no perecieron durante su odisea. Pero no con una llamada de voz, sino con mensajes de texto o subiendo fotos a sus cuentas de Facebook.

Continúa la siguiente semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *