Control con la Mente

Aún entendiendo lo que es posible hoy debido a los avances tecnológicos, hazañas que eran imposible apenas hace unos años, esta semana vi con asombro dos videos que nos dan una buena idea del futuro de los humanos.

El primero es de un hombre que perdió ambos brazos hasta la altura de los hombros en un accidente eléctrico hace más de 40 años. Antes de mostrarlo equipado con sus brazos biónicos, se le ve en su ambiente cotidiano dentro del cual aprendió a valerse por si mismo con la ayuda de adaptaciones especiales. Vive solo en una casa muy modesta. Puede hacer todas las labores del hogar y manejar un auto con sus pies y con varas que sostiene en su boca para empujar objetos. Es algo extraordinario. Pero más aún es verlo equipado con dos brazos electromecánicos con el cual está aprendiendo a manipular objetos. Lo asombroso y maravilloso es que para controlar los brazos solo tiene que pensar en lo que quiere hacer. Los brazos mecánicos se conectan eléctricamente a las terminaciones nerviosas en la región del hombro en donde estaban antes sus brazos humanos. Cuando piensa lo que quiere hacer, se activan las terminaciones nerviosas que sirven para controlar los brazos. La prótesis bilateral es la primera del mundo y se desarrolló en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad de Johns Hopkins.

Algunas de las técnicas aún en desarrollo para controlar objetos con la mente requieren la coordinación de las secuencias de movimientos necesarios para efectuar una acción. Por ejemplo, para levantar un objeto de una mesa, hay que pensar en levantar el brazo, doblarlo en el codo, moverlo hasta la posición del objeto, girar la muñeca, abrir la mano, cerrarla, etc. Requiere mucha práctica.

Algo aún más increíble se publicó esta semana en varios medios de difusión norteamericanos. Un equipo de médicos de la Universidad del Sur de California le implantó un circuito electrónico en la región del cerebro que planea los movimientos del cuerpo a Erik Sorto, un hombre que quedó paralitico debido a un impacto de bala hace más de diez años. Para controlar un brazo mecánico, en vez de tener que pensar en cada uno de los movimientos para lograrlo, solo piensa en lo que quiere hacer. Por ejemplo, “quiero tomar un sorbo de ese vaso”. El mismo cerebro se encarga de producir la secuencia de las señales eléctricas para lograr el objetivo. En este caso el brazo mecánico está montado en una plataforma. La conexión eléctrica se establece con cables que salen de su cabeza. Después de un poco de práctica, pudo levantar una botella de cerveza y darle un sorbo. “La cerveza me supo como un pedazo del cielo”, dijo Erik después de tantos años de no poderlo hacer por si mismo.

Los científicos predicen que esta manera de controlar objetos con implantes cerebrales mejorará cuando las computadoras sean más veloces y cuando se eliminen los cables. Ambos obstáculos desaparecerán en menos de dos años.

Con estos enlaces pueden ver los dos videos que menciono.

https://youtu.be/9NOncx2jU0Q

https://youtu.be/KhNLh-j973o

El autor es egresado del Tecnológico de Monterrey y Doctor en Ingeniería Eléctrica y de Computación de la Universidad del Estado de Nuevo México.

2 Respuestas a “Control con la Mente

  1. Estimado Pedro Iván:

    Vi tu columna en la que tratas el tema “Control con la mente”, que me pareció muy interesante y a la vez recordé que hace tiempo me dijiste que ibas hacer el favor de dejarme en la casa de Karime una novela de tu papá. Hasta la fecha no he vuelto a tener noticias al respecto, quizá porque Karime anda en Europa. Te agradeceré mucho me informes.

    Saludos afectuosos y seguimos en contacto.

    David.

  2. saludos Ivan. es magnifico el alcance que los sensores al alcanzado en estos momentos. su nanoescala de integracion asi como de manejo de nanopotencia, el proceso neuronal captado por medios fisicos. es sorprendente al menos medicamente. no me sorprendera mucho despues entonces ver en Tijuana un
    servo-nano smuggler caminando a San Diego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *