Tu Cerebro es una Computadora

En un artículo reciente en el New York Times, Gary Marcus, profesor de psicología y ciencias neurales de la Universidad de Nueva York, afirma que aunque todavía hay mucho que no sabemos acerca de cómo funciona nuestro cerebro, lo que sí sabemos es que lo que hace no es mágico. El cerebro es un sistema biológico muy complejo pero no está exento de las leyes de la computación.

Todos aceptan que el corazón es un bomba de sangre y que la nariz es un filtro biológico del aire que respiramos. Sin embargo los científicos que estudian al cerebro se resisten a aceptar que el cerebro es una computadora biológica. Muchos de ellos utilizan analogías infundadas y otros ni siquiera quieren considerar la posibilidad de que tenemos una computadora en la cabeza.

Desde que empecé a estudiar cómo funcionan las computadoras a fines de los años 1960, nos enseñaban que una computadora consistía de un procesador, una memoria y un sistema de entradas y salidas. Las entradas son los métodos para darle información al procesador. En ese entonces eran tarjetas y cintas de papel perforadas que leían accesorios especiales que convertían los agujeros en bits. Hoy las entradas son teclados, nuestra voz, huellas digitales, pantallas táctiles, medidores de presión, termómetros, y todo lo que se pueda convertir en información digital. Las salida más usual hace 50 años eran hojas de papel impresas en donde teníamos que leer los resultados que calculaba la computadora. Hoy las salidas son pantallas de todo tipo y señales eléctricas que controlan a millones de dispositivos electrónicos.

En los humanos, el cerebro es la computadora y la memoria. Las entradas son muy sofisticadas: nuestros cinco sentidos. Las salidas son principalmente nuestra voz y las acciones motrices que activamos, ya sea voluntariamente o por reflejo. Esta analogía es sumamente simplista pero es un buen punto de inicio para cavilar sobre este tema.

Un argumento que se usó por muchos años es que las computadoras solo sirven para ejecutar instrucciones paso por paso como una receta de cocina. El cerebro es otro tipo de computadora que puede procesar mucha información simultáneamente. A esto se le llama paralelismo. El argumento ya no funciona porque hoy existen computadoras paralelas con miles de procesadores que trabajan en conjunto para resolver problemas complejos.

Otra argumento es que a nuestro cerebro, a diferencia de los teléfonos inteligentes, no se le tienen que instalar aplicaciones para que podamos efectuar una tarea. Nosotros nos programamos solos. Pero ahora también existen computadoras que se pueden programar solas para hacer tareas. Ya existen robots que no se tienen que programar. Pueden aprender a hacer una labor observando con una cámara a un humano haciendo lo mismo.

Al mismo tiempo que estamos aprendiendo cada día más acerca del funcionamiento del cerebro en miles de laboratorios en todo el mundo, las computadoras se están aproximando al día en que realizarán funciones analíticas a la par con los humanos. Nuestro cerebro es una computadora. Hay que aceptarlo.

2 Respuestas a “Tu Cerebro es una Computadora

  1. Es el tipo de articulos tuyos qie más me gustan. No amplío mi comentario porque mis computadoras, ambas, biológica y mecánica. ya no dan para más.

  2. aunque el tema yo robot de la pelicua de Will Smith, pueda ser impactante y verdadero al saber que la computadora tenga sentimientos. quisiera entender que el humano ha empezado a ser convenientemente analítico y resuelve las ilógicas del desarrollo sustentable y el termino de la desigualdad social. hasta entonces podemos entender al humano como computadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *