Realidad Virtual

La mayoría de nosotros vivimos sumergidos en nuestros celulares intercambiando mensajes y revisando noticias en las redes sociales. Es una escena común que en las reuniones familiares nadie platique con los otros porque su atención está enfocada en un teléfono o una tableta. Hasta los infantes tiene sus propios iPads que absorben totalmente su atención. En este panorama, cuando menos podemos ver de reojo a nuestros acompañantes. Muy pronto será popular un nuevo tipo de tecnología que nos llevará a un aislamiento completo.

Bienvenidos al mundo de la realidad virtual. Un mundo que aparece ante nosotros a través de unas gafas parecidas a las que usan los esquiadores, excepto que mucho más voluminosas, las cuales tienen una pantalla de alta resolución para cada ojo. Al ponernos las gafas, ingresamos a mundos virtuales. La tecnología nos hace sentir como si estuviésemos en otro lugar. En una montaña, en un barco, en un edificio, en cualquier escenario que se le ocurra a los diseñadores de aplicaciones que usan esta tecnología.

Las gafas cuentan con sensores del posicionamiento de la cabeza. Si vemos hacia arriba, vemos el cielo; hacia abajo, vemos el suelo; podemos girar 360 grados y ver todo el panorama artificial a nuestro alrededor.

La mayoría de las aplicaciones pioneras en este rubro son juegos que nos permiten ser un personaje dentro de los mismos. En vez de ver desde lejos a edificios y paisajes en una pantalla de televisión normal, nosotros formamos virtualmente parte del juego.

Las gafas se complementan con controles remotos similares a los de los videojuegos que nos permiten efectuar acciones como disparar una pistola, asir objetos, y otras acciones típicas de los juegos electrónicos.

Los primeros dispositivos para realidad virtual se inventaron hace décadas pero no eran prácticos porque eran inmensos y no funcionaban bien debido a que no existían procesadores lo suficientemente rápidos para procesar las imágenes. Así como parecía imposible hablarle a una máquina hace 7 años y ahora es algo común en los teléfonos, de la misma manera evolucionará la realidad virtual.

Uno de los productos con más promesa es la invención Palmer Luckey, un joven de 22 años que desde su edad temprana dedicaba su tiempo a experimentar con aparatos electrónicos. En el año 2012 hizo una de las primeras demostraciones de sus gafas de realidad virtual, las cuales, según sus primeros inversionistas, eran “una maraña de circuitos, cables y goma”. El aparato tiene el nombre comercial Oculus Rift y hasta la fecha solo se han vendido unos cuantos, principalmente a desarrolladores.

En el mundo de la tecnología todo avanza muy rápido. En marzo de 2014, Facebook compró a la empresa Oculus VR por 2 mil millones de dólares (¡no es un error!). Samsung ofrecerá la primera versión comercial de las gafas que saldrán al mercado el año que entra. Luckey apareció este mes en la portada de la revista Time dando un salto sin zapatos en una playa virtual. Es real, no es virtual, que Luckey nunca use zapatos.

Una respuesta a “Realidad Virtual

  1. lo que no me es claro entender es donde consiguió los procesadores el muchacho, si no los tenían los anteriores investigadores, como el chamaco ya es habil conectandolos de la noche a la manana, no acaso no era problema de los circuitos sino de los algoritmos. seria una buena entrevista. excelente articulo ivan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *