Volkswagen me Engañó

Fue en el año 1997 cuando vivía en Colorado que compré mi primer automóvil Volkswagen (VW) diesel. ¿Por qué lo compré? Porque era más eficiente en el consumo de combustible que los automóviles de gasolina convencional y porque rompía con la característica en ese entonces de que los automóviles diesel tenían baja potencia. Este auto subía las cuestas de las Montañas Rocallosas como si fuera terreno plano. Otra característica innovadora de ese VW modelo Passat TDI era que no contaminaba el ambiente como los motores típicos diesel de antaño. El auto era una maravilla.

Seguí siendo fiel a VW adquiriendo otros VW diesel, el último un Jetta TDI modelo 2014. Supuestamente la automotriz continuó mejorando la tecnología diesel para ofrecer aún mayor potencia y eficiencia sin contaminación. Esa fue la gran mentira que utilizó VW para vender mas de 11 millones de automóviles en su ambición desenfrenada de sobrepasar a Toyota como la empresa automotriz más grande del mundo.

Durante los últimos seis años VW anunció en sus campañas publicitarias automóviles diesel “limpios y de la mejor calidad” que satisfacían las leyes de control de emisiones más estrictas del mundo, como las de California en Estados Unidos. Pero ahora resulta que no eran limpios. La compañía es una tramposa sin escrúpulos de la mayor magnitud.

Los automóviles modernos son unas verdaderas computadoras con llantas. El software controla y monitorea todos los componentes del vehículo. VW con toda intención diseñó sus programas para que el vehículo detectara cuándo lo estaban examinando en los centros de verificación de emisiones y solo en esa situación se controlaban. Fuera de los centros estos automóviles emiten hasta 40 veces el límite legal de óxido de nitrógeno. El automóvil que compré por ser el mejor protector del medio ambiente resultó ser el más sucio y contaminante.

Los gases que emiten estos millones de autos son un peligro mortal para la salud pública. Se estima que el número de muertes causadas por los contaminantes de estos automóviles VW puede ser superior a las que causaron las infames igniciones defectuosas de los automóviles de General Motors, las cuales provocaron miles de accidentes. En el caso de GM fue un defecto de fábrica que la empresa ignoró por un mucho tiempo; no fue un acto intencional como el que cometió VW.

No se sabe aún cómo VW va a remediar el problema de sus automóviles diesel. Lo más probable es que todos los dueños de estos autos tendremos que ir a las agencias de la empresa para que les instalen una nueva versión del software. La consecuencia inevitable será menos potencia y mayor consumo de combustible. En estas condiciones creo que la mayoría de nosotros no hubiéramos comprado un VW diesel.

Las acciones de VW sufrieron una caída de más de 20% en los últimos días. Las multas en Estados Unidos y Europa ascenderán a miles de millones de dólares. De la misma manera mi automóvil vale mucho menos hoy que hace una semana. ¿Quién me va a devolver mi dinero?

Una respuesta a “Volkswagen me Engañó

  1. Class action law suite.
    Saludos mi estimado Pedro Ivan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *