La Disrupción que Causa Uber

Ya sabemos que la tecnología tiene el potencial de crear disrupciones en nuestras vidas. Un ejemplo de proporciones gigantescas es Uber. Con una aplicación relativamente sencilla acompañada de una montaña de capital, Uber está causando problemas en todo el mundo con su modelo moderno que cambió la manera en que se transporta una gran parte de la población. Los más afectados por Uber son las empresas de taxis y los gobiernos que reciben ingresos por las licencias y permisos para operar taxis. Los beneficiados son los consumidores que prefieren un servicio mejor, disponible en unos cuantos minutos con tan solo oprimir un botón, autos nuevos y limpios, tarifas bajas, ausencia de propinas, y la ventaja de obtener un recibo electrónico segundos después de llegar a su destino.

Históricamente, son los gobiernos locales los que reglamentan a las compañías de taxis. Los reglamentos tuvieron su origen en el interés de ofrecer seguridad a los consumidores. Las reglas que dictan las tarifas máximas, los requisitos de licencias de manejar especiales y de seguros comerciales contra accidentes benefician a todos los consumidores.

Hay otras reglas que no tienen sentido económico. Por ejemplo, las restricciones del número de empresas que pueden ofrecer servicios y las tarifas mínimas perjudican a la población de bajos recursos. Las reglas incompresibles de los lugares en donde pueden circular los taxis dependiendo de su color tampoco ayudan al consumidor y elevan los precios. Bajo la cobertura de estas reglas antieconómicas a lo largo de un siglo, el negocio de los taxis se convirtió en un monopolio virtual para las empresas de taxis que tienen los escasos permisos y en una fuente de ingresos muy importante para los gobiernos municipales.

Para que se den un idea de la complejidad de estas reglas y de su impacto, veamos lo que sucede en la ciudad de Nueva York. Uso este ejemplo simplemente por la disponibilidad de información. Algo parecido sucede en todas las ciudades del mundo. En Nueva York solo hay taxis verdes y amarillos. Los verdes solo circulan dentro de la delegación donde obtuvieron el permiso. Los aeropuertos, La Guardia y John F. Kennedy, están en la delegación de Queens pero los taxis verdes no pueden ir a ellos. Los taxis amarillos requieren un permiso municipal que se llama medallón. Estos pueden ir a todos lados. Como el reglamento limita el número de taxis, los medallones son muy caros. ¿Cuánto creen que cuestan? Agárrense: ¡hasta un millón de dólares! Obviamente los choferes solamente son empleados de los millonarios que pueden hacer este tipo de inversión. Es un negocio tan rentable y seguro que hay fondos de pensiones que invierten en los medallones.

Y de la nada aparece Uber que no tiene que obtener estos permisos y que puede circular en todos lados. El valor de los medallones bajo a casi la mitad. Los dueños de los medallones demandaron a la ciudad en noviembre de 2015. Pero así como los dueños de taxis tienen poder político, Uber también lo tiene debido los consumidores que lo prefieren. La batalla apenas está comenzando.

Una respuesta a “La Disrupción que Causa Uber

  1. estos monopolios que mencionas funcionan en la ciudad donde vivo. parecería que llegaron unos individuos que saben de leyes y de sobrevolar a los monopolios existentes, no seria raro actos de violencia en estos asuntos de supuesta libertad de empresa, cuando el gobierno en su acostumbrado papel de juez y parte no puede disimular su parcialidad. en realidad esperemos que no sea una cacería de brujas el fin de esta situación tan ampliamente vista como una posición de ceguedad a los ultra conservadores contra los liberales de hueso colorado, también cegados de poder de los siglos xix como podria yo comparar esta aparicion de uber. saludos ivan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *