Más sobre saber programar

Continúo con en el tema de la necesidad actual de que nuestros jóvenes sepan escribir código de computadora. Al día siguiente de la publicación de mis últimas Cavilaciones, salió un artículo en el New York Times describiendo cómo Randall Stephenson, el CEO de AT&T, le había comunicado a sus 280,000 empleados que tenían que aprender a programar, o mejorar sus habilidades para hacerlo, o si no ya no tendrían un futuro en la empresa.

Para este propósito, Stephenson inició un programa corporativo de educación que ofrece costear algunas de las clases de programación a sus empleados. Pero bajo ciertas condiciones: tienen que hacerlo fuera de horas de trabajo y en su mayor parte pagar ellos mismos por los costos de los entrenamientos. Según Stephenson la alternativa debe ser fácil de tomar para los empleados de AT&T: aprendan nuevas destrezas o se quedan sin trabajo.

Declaró enfáticamente que en esta era de rápidos avances tecnológicos, “es necesario adquirir nuevas destrezas y la expectativa es que nunca dejes de hacerlo”. “La gente que no dedique 5 a 10 horas por semana aprendiendo en línea”, agregó, “se harán obsoletos con las nuevas tecnologías”.

Hace tres años un amigo mío decidió desarrollar una aplicación para teléfonos inteligentes. Inicialmente, como lo hace la mayoría, pensó que el mejor camino era contratar a un grupo de jóvenes para que escribieran el programa. Pero al mismo tiempo se puso a investigar cómo se hacía este trabajo. Me confesó que ya entendía los principios básicos de la programación, pero que hacía mas de 25 años que no programaba. Usando solo herramientas de aprendizaje en línea, pudo aprender a programar iPhones y ha escrito 5 aplicaciones que están en la tienda de Apple. Tuvo que aprender un lenguaje que no conocía que se llama Objective C. Se sentía muy cómodo con estos nuevos conocimientos cuando Apple anunció que un nuevo lenguaje llamado Swift reemplazaría al que acababa de aprender. ¡Ya está obsoleto lo que mi amigo aprendió hace apenas tres años!

A esto es a lo que se refiere el Sr. Stephenson. En la tecnología, si uno quiere estar al día, no se puede dejar de aprender ni un instante. Y la tecnología está en todos lados. Hay pocas profesiones en las cuales la tecnología no sea indispensable. Y la herramienta común de todas es escribir código, ya sea sencillo como el de una hoja de cálculo de Excel, o complicado como el de un teléfono.

Aprender a programar desde jóvenes es una ventaja tremenda para el futuro de todos los trabajadores del mundo. Los que no lo hacen se dedicarán a labores manuales y muchos de ellos serán reemplazados por robots inteligentes.

Aprender a programar no significa ignorar aprender a leer, escribir y todas las materias básicas de la educación tradicional. Quiere decir que el mundo de hoy es diferente y que los que estén mejor preparados para aprender todo el tiempo tendrán más oportunidades para triunfar. No se necesita invertir en infraestructura para enseñar programación. Se requiere voluntad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *