El Futuro de los Trabajos

Vivimos en una época de avances tecnológicos vertiginosos que cambian al mundo más rápido que nunca en la historia. La velocidad de cómputo de las computadoras, la capacidad para almacenar datos, y la rapidez para transmitirlos, las cuales crecen exponencialmente desde hace más de medio siglo, son los pilares que sostienen a esta Cuarta Revolución Industrial. Estamos en la parte de la curva de crecimiento que pronto resultará en máquinas más capaces que los humanos, lo cual tendrá consecuencias que difícilmente nos imaginamos.

Future-Jobs-3

El poder tener un teléfono inteligente en nuestras manos a todas horas que nos permite obtener información instantáneamente sobre cualquier tema a cualquier hora es el resultado de este crecimiento. Lo que no existía hace 10 años hoy es imprescindible y cambió nuestras vidas de mil maneras.

Pero hay algo más significativo que sucede en lo que todavía es el principio de esta revolución. Los impulsores tecnológicos que actualmente afectan a todas las grandes industrias tendrán un gran impacto disruptivo en los trabajos. En muchos países, las ocupaciones y destrezas con mayor demanda no existían hace 5 o 10 años. De acuerdo con el Reporte del Futuro de los Trabajos del Foro Económico Mundial de Davos (WEF, por sus siglas en inglés), publicado en enero de este año, el 65% de los niños que entran hoy a la escuela primaria trabajarán en ocupaciones que todavía no existen. Este panorama de cambio rápido y constante presenta un reto para los individuos, industrias y gobiernos que quieran aprovechar las oportunidades que presentan estas tendencias.

Los tres pilares que mencioné anteriormente facilitaron los recientes avances en las áreas de inteligencia artificial y máquinas que aprenden solas, robótica, nanotecnología, impresoras de 3 dimensiones, genética y biotecnología. Estos avances tecnológicos a su vez catalizan desarrollos económicos, geopolíticos y demográficos que tienen un impacto de similar magnitud.

Según el Futuro de los Trabajos, las ocupaciones que sufrirán el mayor desplazamiento en los próximos 5 años están en las áreas de oficinas y gestión administrativa, fabricación y producción, construcción y extracción, entretenimiento y deportes, artes y leyes. Los trabajos con mayor crecimiento están en las disciplinas de gestión de operaciones de negocios y finanzas, computadoras y matemáticas, ingeniería y arquitectura, educación y capacitación, y gerencia. El desplazamiento se debe a que esos trabajos se pueden automatizar. El crecimiento es porque se requiere talento especial para gestionar las tecnologías que reemplazarán a la fuerza laboral humana.

Los resultados de una encuesta mundial del WEF, en donde participó México, pronostican que los cambios serán tan rápidos que hoy no se consideran importantes un tercio de las destrezas básicas que serán cruciales en el año 2020. Las empresas invierten mucho en capacitar a sus trabajadores. Era normal anteriormente entrenar a un empleado para que hiciera el mismo trabajo por diez años o más. Ahora no es práctico porque las destrezas necesarias cambian muy rápido. Ahora más que nunca, es muy posible que lo que sé hacer hoy no me sirva mucho mañana. Se necesita una nueva manera de pensar acerca de los sistemas de educación. Continuará.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *