El Futuro de los Trabajos. Segunda parte.

La mayoría de los niños que este año entraron a la escuela primaria tendrán trabajos que hoy no existen. Nadie sabe cuáles serán esos trabajos pero los expertos aseguran que debido los avances tecnológicos seguramente serán diferentes a los que hoy consideramos tradicionales. Esto no solo significa que muchos trabajos van a desaparecer. Los que sobrevivan también tendrán que adaptarse a las nuevas tecnologías.

future-jobs

Las grandes corporaciones dedican recursos para predecir la manera en que la tecnología cambia los trabajos para asegurar que sus empleados tengan las destrezas adecuadas que prevengan que la empresa se estanque. Aunque esta labor de anticipar el futuro siempre ha existido, hoy es mucho más urgente y difícil porque los cambios son más rápidos que nunca en la historia.

Según el reporte El Futuro de los Trabajos, publicado este año por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), las destrezas sociales, tales como la habilidad de persuadir, la inteligencia emocional y la habilidad de enseñar, tendrán precedencia en todas las industrias sobre las especialidades estrechas tales como programar computadoras. El mensaje clave del reporte es que las destrezas técnicas tendrán que suplementarse con las habilidades sociales y de colaboración.

A continuación parafraseo las conclusiones sobresalientes del reporte enfocadas en las actividades inmediatas y de largo plazo necesarias para navegar esta Cuarta Revolución Industrial.

Primeramente, urge redefinir las responsabilidades de los departamentos de recursos humanos para que estos ejecuten una función estratégica. Una de las principales y nuevas responsabilidades es gestionar la constante disrupción que causa la tecnología; esto requiere identificar las nuevas destrezas antes que se vuelvan esenciales. Segundo, hay que apoyar los esquemas de trabajo flexibles. Hasta hace poco se consideraba como una extravagancia apoyar a empleados con horarios flexibles que trabajan en diferentes lugares (en sus casas, por ejemplo). Esto ya se convirtió en la norma. Esta semana supe de un documental de renombre en donde el guión, la música, los efectos gráficos, la filmación, la mercadotecnia y la edición se hicieron en diferentes partes del planeta. Los colaboradores solo se han visto en las pantallas de sus computadoras.

A más largo plazo, no porque sea menos urgente sino porque es algo naturalmente lento como cambiarle la dirección a un transatlántico, se requiere modificar los sistemas educativos y al mismo tiempo incentivar el autoaprendizaje continuo de por vida. Un obstáculo es que las instituciones de educación superior son lentas para adaptar sus programas. Otro es que separan la educación formal en las humanidades y ciencias de las certificaciones terciarias como los diplomados. Aún si las instituciones educativas tradicionales lograran acelerar sus métodos, no podrán mantenerse actualizadas porque los cambios seguirán siendo también cada día más rápidos. Ya existe el riesgo de que un estudiante de ingeniera esté obsoleto el día en que se gradúa. Tampoco es una solución práctica que los empleados asistan a centros de educación la vida entera. La habilidad más valiosa hoy en día es saber cómo aprender continuamente y como hacerlo individualmente, principalmente a través de los sistemas en línea.

Una respuesta a “El Futuro de los Trabajos. Segunda parte.

  1. Aunque también la movilidad del trabajador es escalofriante porque las companias contratan a través de agencias de trabajo. supongamos que te puedes superar o incluso moverte a una nueva especialidad, si es que no han llegado ya las nuevas generaciones. Buen articulo IVAN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *