¡Demasiados Partidos!

Es asombroso para mí que tengamos tantas opciones para elegir a nuestros gobernantes de todos los niveles. El número de partidos políticos en nuestro país aumenta cada año y parece que no hay tope. Hay partidos a nivel nacional y a nivel estatal. Conforme aumenta el número de partidos aumentan los costos de sostener el gigantesco sistema electoral que pagamos los mexicanos de nuestro bolsillo. Además de pagar los gastos de los partidos, tenemos que sostener los enormes presupuestos del INE y del TEPJF. La tendencia mundial es que haya mayor participación de los gobiernos nacionales en el financiamiento de las campañas políticas. De acuerdo con Wikipedia, en una muestra de 180 países democráticos, en solo el 25% no hay subsidios directos o indirectos. Desde 1996, los partidos políticos mexicanos han sido primordialmente financiados con recursos públicos. Las contribuciones privadas tienen un tope del 10% de los gastos.

partidos

Ahora con las nuevas leyes que permiten candidatos independientes, los cuales, cuando menos para los puestos federales, también reciben financiamiento público, el número de candidatos es aún más grande.

Los sistemas políticos formales de dos partidos nacieron con la Revolución Francesa. Las líneas divisorias fueron tradicionalmente entre dos bandos encontrados, los conservadores y los liberales. Aunque existan más de 40 partidos en Estados Unidos, solo predominan el Partido Republicano y el Partido Demócrata, los cuales continúan reflejando esta división ideológica. En una época México tuvo una democracia aparentemente bipartidista, excepto que era realmente hegemónica porque solo ganaba uno de los partidos.

Aún en el país democrático por excelencia como lo es Estados Unidos, la participación ciudadana es relativamente baja. Solo el 57.5% de los electores votaron en la última elección cuando ganó por segunda vez el Presidente Obama. Obama recibió el 51.5% del voto popular, lo que significa que solo el 29% de los electores decidieron que él sería el presidente. Sin embargo, en un sistema bipartidista existe el mandato legítimo porque el ganador obtiene la mayoría de los votos (lo mismo sucede cuando hay segundas vueltas). El ganador adquiere un verdadero capital político para impulsar sus programas. En México el 63.1% del electorado ejerció su voto y Peña Nieto obtuvo el 38.15% de los votos. En este caso, el 24% de los electores eligieron a Peña Nieto. Pero la gran diferencia en nuestro país es que el 61.85% no votó por el actual presidente. Es difícil decir que haya adquirido un mandato.

En México, además de que hay demasiados partidos, las divisiones ideológicas son tenues. Los candidatos son virtualmente indistinguibles. Inclusive, muchos políticos profesionales cambian de partido como si cambiaran de camisa. Para las próximas elecciones para alcalde de Tijuana, hay 10 candidatos. Varios de ellos anteriormente militaban en partidos diferentes a los que ahora representan. Las infames alianzas son solo por conveniencia, no porque existan ideologías afines o complementarias. Es muy posible que en las siguientes elecciones ganen candidatos con menos del 20% del voto popular.

Como dijo Winston Churchill, “La democracia es el peor sistema de gobierno, con excepción de todas las otras opciones”.

2 Respuestas a “¡Demasiados Partidos!

  1. conciderando Ivan que los candidatos representan a las oligarquias entonces podemos decir que tenemos poderes de paredes ficticias como en hollywood y que los candidatos son actores marioneta como en hollywood, que la democracia es defendida a ultranza como en hollywood.¿ Nos podriamos llamar solamente el pais hollywood a todo lo largo y ancho de occidente?. Javier.

  2. Daniel Rubio Alarcón

    Pedro Iván: Ojalá que pronto recapasiten los politicos, pues los Mexicanos estamos hasta la coronilla de tanto desmán pues cada vez mas toda la clase politica sin excepción no le dejan al pueblo otra salida que la violencia y pienso que eso seria peor pues al final los heridos y los muertos los pone el pueblo.

    Saludos.
    Daniel Rubio Alarcon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *