El futuro de la mariguana. Segunda parte.

Los que no leyeron la primera parte de estas Cavilaciones dedicadas a describir cómo será probablemente el futuro del consumo de la marihuana para fines recreativos pueden hacerlo en este sitio de Internet.

Mi propósito no es necesariamente abogar por la legalización de la marihuana, sino ofrecer una perspectiva de lo que está sucediendo en el estado de Colorado, en donde pronto se cumplirá el tercer aniversario de su consumo legal.

Marihuana 2

A parte de la gran variedad de productos comestibles que describí en la primera parte, entre ellos aceites para cocinar y tinturas para administración sublingual, también hay muchos otras presentaciones que tampoco se fuman sino que se absorben a través de la piel. Hay aceites para masajes, sales de baños para remojarse en una tina, pomadas, lápices labiales y lociones. “También tenemos parches”, nos dijo el experto mostrándonos el contorno de goma en su brazo donde se había puesto uno el día anterior. “Se absorbe gradualmente todo el día”. También hay una variedad de extractos que se llaman “ceras” que se dice que son muy potentes.

Por supuesto, los dispensarios también venden marihuana para fumar. El experto sacó cuatro frascos del mostrador con muestras de las dos variedades principales que existen de la droga: Índica y Sativa. Nos dijo que la oliéramos pero que no la tocáramos. El contenido parecía algodón recién cosechado de color verde. Los nuevos emprendedores de la industria de la marihuana han creado una gran variedad de hierbas para fumar con diferentes sabores y aromas y con nombres extravagantes. Un producto se llama “Leche de Madre” y la describen como “Buena para relajarte y despertar tu espíritu creativo. También sirve para controlar el apetito y quitar el dolor”. Otro se llama GRiZ Kush y se describe como “Maravillosa opción para el fumador activo. Una gran compañera para esquiar, andar en bicicleta o cualquier otra actividad física”.

La marihuana para fumar se vende por peso o por cigarros ya hechos profesionalmente que vienen en unos tubos herméticos. Una onza cuesta más de $350 USD.

Casualmente vi en televisión esta semana una entrevista con Gavin Newsom, el vicegobernador de California. El es uno de los mayores proponentes de la legalización de la marihuana en su estado. Con verdadero orgullo mencionó que su entidad es la mayor productora de marihuana del mundo, con ventas al mayoreo de más de $10,000 MDD anuales. Y esto es solo para uso medicinal del cannabis, el cual requiere una receta médica para adquirirse (es muy fácil obtener una receta médica).

Las leyes federales de Estados Unidos prohíben estrictamente el transporte de marihuana a través de las fronteras de los estados. Esto quiere decir que lo que se consume en cada estado tienen que cultivarse dentro de sus propias fronteras.

Newsom mencionó en la entrevista que si se legaliza el cannabis para uso recreativo en California esto va a afectar tremendamente a México. No tendría sentido que continuaran las muertes causadas por prevenir el cultivo de un producto que ya es legal en uno de sus principales mercados de destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *