La Resistencia a Uber

Fue muy desatinada la decisión del gobierno de Tijuana de anunciar que prohibiría el servicio de Uber en nuestra ciudad hasta que se “regularice”. Además de luchar contra lo inevitable, nuestros gobernantes locales dieron la impresión de que consideran que este asunto es más urgente que los problemas verdaderamente serios que enfrenta la ciudad, como lo son la creciente inseguridad, el sistema de alumbrado y el infernal tráfico vehicular.

Navidad2015

Tijuana no es la única ciudad que ha intentado obstaculizar el servicio de Uber. El enorme capital que ha acumulado la empresa se ha utilizado en gran parte para resolver los pleitos legales en las ciudades donde opera. Uno de los casos más notables fue en Las Vegas, en donde las compañías de taxis son políticamente muy poderosas. Tardaron meses las negociaciones para que Las Vegas y Uber llegaran a un acuerdo. Hoy muchos hoteles de la ciudad cuentan con espacios para recoger y entregar pasajeros dedicados a vehículos de Uber y Lyft. La estrategia de Uber es negociar con las ciudades para poder ofrecer su servicio legalmente.

Uber tiene presencia en 563 ciudades de 81 países. La empresa californiana ha recaudado $15 mil MDD de inversionistas de todo el mundo (casi 7 veces el presupuesto anual del Estado de Baja California). Los inversionistas le apuestan a un modelo de negocios disruptivo por excelencia que pone de cabeza a los sistemas de taxis y vehículos de renta que hemos usado por casi cien años.

El consumidor que desea transportarse de un lugar a otro, quiere un servicio confiable, con vehículos semi-nuevos, limpios, con aire acondicionado, a un precio predecible y razonable, y con choferes presentables. No es necesario saber exactamente en cuántos minutos lo van a recoger, que le ofrezcan una botella de agua y que le pregunten que estación de radio quiere escuchar, pero son detalles que se aprecian.

Para comprender el efecto de Uber sobre las compañías de taxis y de autos de renta, podemos usar como analogía lo que sucedió con las compañías disqueras que dominaban el mundo de la música controlando a los artistas y a los sistemas de distribución. Cuando Apple legitimó el sistema de distribución de música a través del Internet, las disqueras protestaron vehementemente acusando a la empresa de “competencia desleal”. Los servicios que Apple, Pandora, Spotify y Amazon hoy ofrecen son algo que las disqueras ignoraron por aferrarse al pasado, esto es, canciones una por una, a un precio razonable, que el consumidor puede oír en cualquier lugar donde esté. Hubo muchas demandas que los tribunales resolvieron a favor de la música en línea. Como consecuencia las ventas de las compañías disqueras han disminuido por más de diez años consecutivos.

El efecto disruptivo de Uber apenas está empezando. Ya hay automóviles autónomos en dos ciudades americanas en donde todavía hay una persona en el volante que no maneja; solo está ahí en caso de situaciones imprevistas. Dentro de unos años es posible que desaparezcan los choferes de muchos de los vehículos de transporte. Les deseo una Feliz Navidad a mis lectores.

3 Respuestas a “La Resistencia a Uber

  1. Juan Reyes del Campillo

    Pedro Iván: gracias por un año más de cavilaciones. Felices pascuas.

  2. Juan Reyes del Campillo

    Iván: gracias por un año más de cavilaciones. Felices pascuas.

  3. uber puede funcionar, si es que los mismos pulpos del transporte, no se lo apropian, como ha sucedido en Leon, Gto. aun asi el servicio en esta ciudad ha crecido, haciendo mas complicado para mi reunir mi renta diaria del taxi que manejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *