¡A negociar con el bully Trump!

“Si dejas que un bully se meta a tu patio, mañana estará en la puerta de tu casa y el día siguiente violará a tu esposa en tu propia cama.” Lyndon B. Johnson, 36° Presidente de los Estados Unidos.

trump-bully

Hemos tenido más de un año para aprender la forma de pensar y actuar del bully Donald J. Trump, el nuevo Presidente de los Estados Unidos, quien tiene toda la intención de joder a nuestro país. Todas las esperanzas de que el espectáculo y las promesas de su campaña eran solo artificios para elegirse ya se desvanecieron. Solo hay un Trump y es el narcisista, megalómano, inseguro, inculto, autoritario y profundamente aislacionista con el cual nuestro país tendrá que lidiar durante los próximos 4 años.

No creo que la política de Trump tenga un enfoque exclusivamente anti-México. Su meta es aislar a Estados Unidos del resto del mundo para regresar a un pasado anterior a la globalización. Un hecho muy revelador fue que el martes de esta semana cuando ordenó la reanudación de dos proyectos de oleoductos suspendidos por años debido a su impacto negativo al medio ambiente, indicó que todos los tubos de acero y todas las partes deberán ser fabricadas en Estados Unidos. La meta de Trump es que todo lo posible se fabrique en Estados Unidos; que se eviten al máximo las importaciones. Como más del 70% de las exportaciones de México van a ese país, las posibles consecuencias para nuestra economía son devastadoras.

Durante su campaña Trump repitió constantemente que no quiere que sus adversarios sepan lo que piensa ni lo que va a hacer. Su estrategia es crear miedo, incertidumbre y duda. El entorno ideal para el bully Trump es un estado de caos controlado. Trump no cree en la estrategia de ganar-ganar, cuya meta es que el resultado de una negociación logre que uno más uno sea más que dos. Uno de sus oraciones más repetidas es “Vamos a hacer que América gane otra vez”, lo cual significa para él es que todos sus adversarios van a empezar a perder. Según él, México ya no podrá seguir aprovechándose del débil Estados Unidos con malos acuerdos comerciales. Si una meta firme de Trump es “balancear” el comercio entre los dos países, esto sería casi igual de desastroso que abandonar el TLCAN, una posibilidad que México no puede descartar.

Con este clima se va a enfrentar Enrique Peña Nieto cuando visite a Trump este mes en la Casa Blanca. Trump ha dicho que quiere renegociar el TLCAN, pero no ha anunciado todos los detalles de lo que quiere. Ayer estaba programada una reunión preliminar a la cual asistirán el Secretario de Hacienda Luis Videgaray y el Secretario de Economía Ildefonso Guajardo con los líderes del equipo de Trump para iniciar las negociaciones. La reunión se llevará a cabo en el mismo día que se espera que Trump firme la orden para iniciar la construcción del infame muro. Eso no es un buen comienzo para las negociaciones con el Bully de Trump.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *